Manifestaciones a granel en aniversario sucesos de Charlottesville

Miles de personas correspondientes a diversos grupos de manifestantes se reunieron a mediodía en el centro de Washington DC entonando consignas y portando pancartas con mensajes de rechazo al racismo, la xenofobia y el fascismo.

La intención, explicaron, era evitar que se repitan sucesos trágicos como los vividos en agosto de 2017 en Charlottesville, Virginia. De igual forma, más de un centenar de personas se manifestaba contra el racismo en el propio centro de Charlottesville, conmemorando el primer aniversario de la mortal concentración de supremacistas blancos y protestando contra la creciente presencia policial.

En Washington se reportaron familias con menores, personas en contra de los discursos de odio, activistas afroamericanos, antifascistas y socialistas. La reunión fue podían en la Freedom Plaza, a unos 700 metros de la Casa Blanca.

En Charlottesville también se marchó

De igual forma, más de un centenar de personas se manifestaba contra el racismo en el propio centro de Charlottesville, conmemorando el primer aniversario de la mortal concentración de supremacistas blancos y protestando contra la creciente presencia policial.

El grupo comenzó a marchar hacia el centro de la ciudad tras un mitin en el parque municipal. El grupo coreaba frases contra los agentes policiales que los acompañaban en la marcha.

8007-1fb7a4154ba99ccf24d064aa805ee86c.jpg

Los agentes del control del orden fueron muy criticados luego de la manifestación del año pasado por lo que se consideró una respuesta pasiva a la violencia que se desarrolló.

Una revisión en un ex fiscal de Estados Unidos dictaminó que hubo poca coordinación entre la policía estatal y municipal, y un plan operativo que aumentó la seguridad de los agentes sobre la seguridad pública.

A unos 185 kilómetros (115 millas) de distancia, en Washington, comenzaban a congregarse los manifestantes que se oponen a una concentración de nacionalistas blancos programada para ese mismo lugar.

Las marchas están pautadas para tener lugar en el parque justo enfrente de la Casa Blanca, el Parque Lafayette.

Los manifestantes a favor de la tolerancia proyectaban música rap. Unas 300 personas ya habían llegado, con carteles que decían “¡Abajo con el racismo!”.

80011-8c87866f63180e4ff8abc6146907cd83.jpg
Susan Bro, madre de Heather Heyer, asesinada por un manifestante neonazi el año pasado. (AP)

La policía despachó a cientos de agentes y erigió barricadas dividiendo al parque en dos. Los que se oponen a los supremacistas están en el sector norte, más lejos de la Casa Blanca.

Uno de los dirigentes subió al escenario y declaró: “¡Aquí nos quedaremos hasta que se vayan estos fascistas, no importa cuánto tiempo sea!”

El principal organizador del evento de hace un año, Jason Kessler, esta vez abandonó su intento de montar un acto similar en Charlottesville. En lugar de ello organizó uno en Washington. Dijo en su solicitud de permiso que espera entre 100 y 400 personas en su evento.

Pero el número podría ser menor y probablemente minimizado por opositores. Algunos líderes del movimiento blanco nacionalista de Estados Unidos dijeron que no asistirán o han exhortado a los partidarios a que no vayan.

El Servicio Nacional de Parques también emitió permisos para eventos organizados por DC United Against Hate (DC Unido contra el odio), New York Black Lives Matter (Las vidas de negros importan) y otros grupos.