Maestros denuncian asqueroso deterioro en plantas físicas de varias escuelas (FOTOS)

La FMPR señaló que entre las principales escuelas públicas del país sobran las filtraciones en los techos, el hongo y otras situaciones que no permiten un ambiente de estudio y trabajo adecuado.

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) denunció el deterioro de la planta física de varias escuelas y acusó al Departamento de Educación por "no aprovechar los ahorros que generaron los cierres masivos de escuelas para hacer las reparaciones urgentes".

Las quejas incluyen filtraciones severas en los techos, techos al descubierto sin plafones, desprendimiento de empañetado, hongos y otras situaciones que no permiten un ambiente de estudio y trabajo adecuado.

Entre las escuelas afectadas se mencionaron el Instituto Tecnológico de Ponce, la Escuela Vocacional Miguel Such de San Juan, la Escuela Margarita Janer de Guaynabo, Amalia Marín de Cupey y la Escuela Efraín Sánchez de Toa Baja.

"La Federación de Maestros notificó al Secretario Eligio Hernández y a La Fortaleza y espera una acción inmediata pues está de por medio la salud y seguridad de los estudiantes y el personal docente. Es increíble que el gobierno haya vendido escuelas y ni siquiera inviertan el producto en las reparaciones urgentes de los planteles en operación. Por otro lado, han subsidiado empresas educativas privadas al cederles planteles por una renta nominal de un dólar. Es una manera de entregar a la empresa privada recursos que corresponden a las escuelas públicas", señaló Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la organización magisterial.

Chequea esta fotogalería del deterioro de las escuelas, según publicado por la FMPR en su página de Facebook

Denunció que "estos problemas llevan años sin resolverse. Mal utilizan el presupuesto y ni siquiera han desarrollado un plan eficiente de refugios para los ciudadanos en momentos de emergencia usando los planteles cerrados". Martínez Padilla enfatizó en que "los recientes temblores que ha experimentado el país dramatizan lo vulnerables que se encuentran los niños y educadores en estructuras deficientes".

"La excusa de la falta de presupuesto debe echarse a un lado. El Departamento debe eliminar cientos de contratos mediante los cuales se dilapidan millones de dólares. Recordemos que bajo la incumbencia de la acusada de corrupción Julia Keleher se concedieron caso $1,000 millones en contratos a amigos y contribuyentes políticos. La agencia debe reclamarle a la Junta de Control Fiscal los más de $200 millones de presupuesto que le fueron recortados", dijo la dirigente magisterial. "No esperemos a que ocurra una desgracia mayor para atender los problemas graves que tienen las escuelas", concluyó.