Los momentos más intensos del concierto de Fiel a la Vega

El anciano público se gozó la velada roquera

Exactos y puntuales, la agrupación Fiel a la Vega comenzó su concierto en Bellas Artes de Santurce ante un público mayor de 45 años que con toda la fuerza de sus pulmones se esgalilló gritando y silbando para darle la bienvenida a las morcillas del rock. La banda de Las Vegas de Puerto Rico deleitó a decenas de fanáticos, que en su mayoría fueron vestidos de negro, pues este es el color favorito de las personas con libras de más. La primera canción en sonar lo fue “Las flores de Emilio”, que rápidamente pompió a los sobrios fanáticos de la banda y desde ese momento la multitud no dejó de disfrutarse el evento auspiciado por MMM. Repasemos los momentos más intentos de este concierto.

5. Los primeros acordes de “El panal” provocan infartos en el público

Sin duda alguna, “El panal” es una de las canciones favoritas del público de Fiel a la Vega, así que cuando comenzó a sonar la guitarra, los fanáticos levantaron sus manos para hacer gestos de “rock on” a la usanza de los viejos tiempos rebeldes. Hay que destacar que al acabar la canción, alguien del público le gritó “¡arroz que carne hay!” a Tito Auger, quien tímidamente aceptó el piropo a la misma vez que se acomodaba su trenza tipo Pocahontas. El baterista Pedro Arraiza lucía algo fatigado al culminar la segunda canción, mientras que el whisky en el cuerpo de Jorge comenzaba a hacer efecto. Tito aprovechó la oportunidad para mencionar a Ricky Laureano, para ver si al fin la gente se aprende su nombre después de 25 años de carrera.

4. Le dieron la bienvenida a la navidad

Un momento muy especial fue cuando la agrupación decidió recibir la navidad con un medley de canciones campesinas. El público comenzó a mover sus hombros, pues estaban soldados en la silla, ya que las canciones anteriores les habían hecho efecto en las rodillas. En este segmento Ricky demostró el poderío de su voz logrando llegar a unas notas dulces y aniñadas, provocando fuertes aplausos para la envidia de Tito, quien olvidó la letras de varias canciones a lo largo del concierto. La camaradería entre los roqueros asistentes hicieron de esta parte del concierto una muy especial, pues varios asistentes comenzaron a gritar que querían comer lechón y pasteles para darle oficialmente la bienvenida a las fiestas decembrinas.

fiel4

3. Tito olvida los acordes iniciales da la canción “De mi casa y mi viento”

Alfonso “Tito” Auger se notaba muy emocionado desde el comienzo del concierto al ver a un público tan enérgico, a diferencia del público mongo que va a Kantares a escucharlo cantar. Los nervios traicionaron al mimado de las mujeres del 1996, pues olvidó la letra de su canción, algo que los presentes le perdonaron y nadie le exigió al cantante que les devolviera el dinero de sus taquillas. A lo largo de la noche Tito olvidó varias veces las letras de sus temas, incluyendo “Canción para Vieques”. En este último tema, Ricky entregó su alma al eufórico público al imitar a Rubén Blades.

2. La canción “Septiembre, Río Piedras” levantó las pasiones

El místico tema del disco “A quién pueda interesar” fue un momento clímax en el concierto, y aunque la canción duró dos días, los presentes no dejaron de entonarla con fuerza y mucha furia. La banda lo dio todo en esta canción, y a pesar de que no es su canción más famosa, sí fue el tema que más pasiones provocó en el público, que en su mayoría eran exalumnos de Humanidades en la UPR. Después de este derroche de energía, la agrupación puso a dormir a los presentes con el clichoso homenaje a Silvio Rodríguez, momento que aprovecharon algunos para ir al baño y comprar cervezas en Punto Fijo.

fiel5

1. El final lo fue todo

La banda hizo una falsa salida luego de tener como único invitado a un enanito llamado Fernandito y tras el clamor del público pidiendo otra, regresaron al escenario con “Los superhéroes” y culminaron con “Boricua en la Luna”. En este momento el público se levantó de sus sillas para corear y aplaudir a la agrupación, que después de tantos años de carrera siguen levantando con fuerzas ese sentido patriótico al escuchar sus canciones. Los presentes quedaron sumamente complacidos y satisfechos con el concierto. Al finalizar la velada, la banda saludó a su público y dejaron claro que aún siguen metiéndole bell**o.

Otros sucesos

-En la canción CVND el público hizo el ritmo de la clave, pero como son roqueros, pues la clave estaba cruzá.

-Tito cambió su camisa negra betiá por una camisa de manga larga, obviamente de color negra.

-La banda le dio su toque de malecón de Naguabo al tocar “Buscando guayabas”.

-Ricky demostró sus grandes dotes como guitarrista, haciendo lucir a Tito como un amateur.

-Usaron wallpapers de Windows 95 como fondo para apelar a la década del noventa.

-Pedro no infartó gracias a Dios.

-Al Tito olvidar las canciones, Ricky pensó en renunciar en pleno concierto.

-El público extrañó mucho a Papo Román, quien continúa con la gira mundial “Conga Superstar”.

-El concierto es altamente recomendado. Le doy 5/5 cervezas.