Los llantos por la muerte del bipartidismo y el voto útil del meloneo

Indudablemente algo está ocurriendo y se siente.

Hay una fatiga evidente de los Partidos políticos. Algunos lo llaman partidocracia, otros lo llaman bipartidismo, pero lo que si es real, es que los partidos tradicionales están en una muerte lenta pero segura.

Pero cuidado con los espejismos.

Si bien es cierto que ambos Partidos que se han alternado el poder han aniquilado las raíces del ELA (si alguna vez existieron) tampoco es menos cierto que algunos de los que dicen que van a terminar con el sistema actual, gozaron, crecieron y se lucraron con este sistema por años.

Me explico.

Esos que vemos por ahí criticando a los Partidos tradicionales, son los que han convertido al canal 6 en un batatal de artistas apagados cobrando un sueldazo, son los que recibieron contratos para dar talleres de motivación en las agencias o escribieron jingles para ayudar a ganar a uno que otro gobernante.

gifit1475000737542-e0e0d77cadfbe855812b1c9a10e016c7.gif

Algunos también se gritan que son independentistas pero les tiemblan las muñecas cuando entran a esa caseta y la rajan por la Pava. De esos hay varios, muchos de ellos con columnas de opinión domingueras para regañar a los indígenas que no pensamos como ellos, y así tratar de justificar sus misterios y pesadillas para empujar sus ideas de &#39izquierda’ o progre, cuando por años eran los melones que se rodeaban de amigos del alma y fueron parte de la cofradía billonaria bebiendo vinos caros, que nos ha traído hasta aquí.

Son los mismos que fueron cómplices de un sistema que destruyó el Departamento de Educación y cuando estaba de rodillas pidiendo ayuda al gobierno federal, se echaron millones al bolsillo con &#39programas de mejoría a los maestros’ mientras miles de estudiantes no tenían ni papel para escribir en el salón de clases.

Si es cierto, el bipartidismo podría estar muriendo, pero no por las razones que estos ángeles que quieren salvar a Puerto Rico del abismo nos venden.

Recientemente uno de los príncipes de la dinastía quenepera ponceña Hernández Colón se atrevió a decir que un voto por Cidre y Lúgaro abre la puerta para que gane el peor, haciendo clara referencia a que votar por estos dos candidatos significará la diferencia entre que gane Ricky o David. (Siendo Rosselló el peor y David el mejor, of course).

gifit1475001150066-8a2caf7a9620566680b84ce519346b71.gif

Esa premisa es un grito de guerra por el famoso voto útil. Si el mismo con el que los melones que mas arriba les mencioné se justifican y pueden dormir en paz, todo para que no gane un estadista que quiera quitarnos a la Miss Universo, el Instituto de cultura y el Comité Olímpico.

Y no es coincidencia. En las últimas tres elecciones, el PPD, por su incapacidad evidente de trascender y crecer, en las últimas semanas de la campaña recurre a la táctica del miedo sobre el voto y el voto útil, en busca de alinear una coalición, mayormente de melones, para que voten por ellos.

Ahora el miedo tiene otro nombre. Y las encuestas lo confirman.

Pasa que antes, como el pool electoral era más grande, (o sea que había más gente en Puerto Rico hábil para votar) pues aparecían estos movimientos nuevos, la gente se entusiasmaba votaba por ellos pero a los partidos viejos no les molestaba. Al contrario lograban vaciar un poco el voto íntegro PIP y ellos seguían en pelea. Alternándose el poder. Entonces, a pesar de que los jóvenes son menos, en comparación con la masa de gente votante en la Isla, si, en teoría, son la única reserva de elector nuevo que le queda a los Partidos tradicionales, sobre todo a los rojitos de la Pava.

veletadelppd-b1f687f6d35b7bad7115f581c2704e82.jpg

Pero la historia el próximo 8 de noviembre será diferente.

Y si bien es cierto que ni Cidre, ni Bernabe, ni Maria de Lourdes, ni Lúgaro van a ganar, (si lugaronáticos, entiéndalo), todos los números apuntan que si algún efecto tendrán estos movimientos, es que a los melones se les acabaron las excusas y la pava se va a quedar espeluzá.