Los impuestos que Dios no paga: reclamo mañana en Hacienda

La denuncia sigue siendo la misma, aunque ahora la figura de Donald J. Trump polariza todo aún más. Ahora, le preguntamos, persona que nos lee: si la corporación dónde usted trabaja paga impuestos, ¿por qué no deben hacerlo las organizaciones de base de fe que manejan figuras de conocida opulencia económica, como Wanda Rolón, Ricky Rosado u Otoniel Font, personajes favoritos del Gobierno en turno?

moneygod1-fe17b4aac4fa064d62128500cf262b8e.jpg

Por séptimo año consecutivo, el colectivo Dios le debe a Hacienda y la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico se unen para realizar su ya tradicional manifestación, mañana martes, a las 5:00 p.m., en las afueras del Edificio Intendente Ramírez en el Viejo San Juan, oficinas del Departamento de Hacienda, en San Juan.

“La intención es reclamar frontalmente que se examinen las finanzas de las iglesias y exigir que las instituciones religiosas paguen impuestos tal y como lo hacen todos los contribuyentes de una forma u otra”, le dijo a El Calce el portavoz de Dios le debe a Hacienda, Amado Martínez Lebrón.

tumblrm9802zqp4b1qehq1fo1500-ea29573cf72c4c62021bfd21a7189b50.gif

Martínez Lebrón enfatizó en que “alrededor de 10 mil iglesias en la Isla dejan de pagar anualmente más de $200 millones en contribuciones sobre ingresos, y esto es sin contar exenciones de patentes y permisos, subsidios de agua y luz y hasta tierras y edificios públicos que se les dieron por el costo simbólico de un dólar”.

El grupo exige que las iglesias rindan informes de sus actividades financieras. Además, reclaman que se continúe con la investigación que comenzó el pasado Secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, y se hagan públicos los estados financieros de las iglesias.

countingmoneygif-6e300ba65c1f85fe357419fabd4da073.gif

“Que abran sus libros y nos dejen ver cómo usan su dinero. Exigimos que mínimamente sean transparentes porque sus privilegios económicos redundan siempre en poder político pues auspician candidatos y legislan desde sus intereses, sin contribuir ni con un centavo al desarrollo económico del país. Es nuestro derecho como contribuyentes exigir que se ausculten sus finanzas y sus negocios, si están exentos de pagar contribuciones”, finalizó Martínez.

Ley de Trump anularía divorcio entre Estado e Iglesia

En estos tiempos de precariedad económica, figuras como Rolón se pasean por el Capitolio mientras otros como Font son invitados especiales del Gobernador que hasta hablan en su inauguración. El Senado de Puerto Rico, de hecho, abrió de nuevo una oficina de base de fe que dirige Ricky Rosado, el pastor que durante el cuatrienio de Luis Fortuño la dirigió en el primer término de Thomas Rivera Schatz como presidente del Senado. Rosado, de hecho, ve premiada su labor como uno de los principales defensores mediáticos de la clásica derecha religiosa puertorriqueña, pues durante el pasado cuatrienio mantuvo un programa en WKAQ que simple y llanamente se llamaba “Sin separación de Iglesia y Estado”. Al grano.

giphy11-098167c7e35c1e77628647afd53a28e2.gif

Bien, pues sepa que en Estados Unidos el presidente Donald Trump, quien bombardeó al musulmán país de Afganistán el pasado Jueves Santo, pudiese volver a legalizar el matrimonio entre la Iglesia y el Estado. Trump amenaza con revocar el “Johnson Amendment” que implementó el presidente Lyndon B. Johnson en 1954. El “Johnson Amendment” es una Ley federal que le prohíbe a las instituciones religiosas hoy llamadas de base de fe, ya exentas de pagar contribuciones, a promover candidaturas políticas desde sus púlpitos.

La portavoz de Humanistas Seculares, Mariana Nogales Molinelli, indicó que “hemos podido constatar a través de los años cómo algunos llamados religiosos han intervenido en la creación y hasta eliminación de política pública que nos afecta a todas y todos, como por ejemplo, cuando se eliminó la carta circular de perspectiva de género en el sistema de educación pública.

cheerfulgiver-75be682c84b620b0bb7788eb4ed72b59.gif

“Además”, dijo la ex candidata a la comisaría residente por el Partido del Pueblo Trabajador, “estos sectores fundamentalistas han cabildeado políticamente a favor de leyes, partidos y candidatos, sin consecuencia contributiva alguna”.

Este año, la religión ha estado muy presente en el Gobierno estatal, más allá incluso de la oficina de base de fe de Rivera Schatz. En la Cámara de Representantes, el presidente Johnny Méndez dictó un ayuno de 40 días y pidió por ayuda divina para poder bregar con los problemas de Puerto Rico.

“Aun cuando en muchas ocasiones instituciones religiosas y sus congregaciones han lesionado seriamente nuestros derechos, este gobierno les premia, ignorando la Constitución de Puerto Rico, con aún más exenciones y privilegios, como evidencia claramente el caso de las iglesias-escuelas”, acotó.

¿Recuerdan la pregunta que les hicimos al principio? ¿Qué opinas? ¿Deben las Iglesias, cuyos líderes poseen gran poder en el Gobierno, pagar impuestos como todo el mundo?