Listos los boricuas pa' recuperar el oro: "A bailar en casa del trompo"

A eso de las cuatro de la tarde de la víspera de un juego de medalla de oro, a Eddie Casiano le gusta tomarse una siesta, especialmente cuando su mano derecha en estos menesteres del baloncesto centroamericano es un tipo al que los que saben de esto apodan &#39Manolo’.

“Pues, mano, ya tú sabes, aquí estamos tirao’s, durmiendo una siestecita, porque practicamos a las dos de la tarde y a la noche hay una reunión importante con los muchachos. Mañana tenemos que estar ready. Hay que trotar en casa del trompo, como dice la canción. Tengo a Manolo cuadrando to’ lo que es estrategia, dale un toque”, le dice Casiano a El Calce cuando es consultado por llamada de WhatsApp.

screenshot20170912at83450pm324x235-5c4b8f56c1be86eb9c5091e0f8ed9412.jpg

Este día es más ligero que la música de Cerati pero, a pesar de que Eddie es experto fulminando preguntas, hoy prefiere descansar y hacer la asistencia en vez de chambear su escopeta.

No es para menos. Antes de que Puerto Rico fallara en ganar una medalla de oro en Veracruz 2014 fue Manuel &#39Manolo’ Cintrón el que trajo a casa dos oros centroamericanos, en Cartagena 2006 y en Mayagüez 2010. Borinquen busca igualar aquella gesta cuando se mida a Colombia en la final del torneo de baloncesto de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla. Aunque en el papel no lo parezca debido a la escueta tradición basquetbolera de los cafeteros, este partido es sucio difícil para Borinquen, más después de que Colombia se almorzara a Cuba, cual gallinita rellena con congrí del Metropol, por marcador de 78-69

Además, Puerto Rico ya le ganó a Colombia en su primer partido del torneo, 66-62 en un juego que tuvo a la fanaticada boricua en suspenso. Cuentan con un gran anotador en el alero Michael Jackson, cuyos moonwalks ofensivos han sido una de las notas más alegre de los colombianos en este torneo. El duelo promete ahora ser más intenso. Colombia, el equipo de la casa, tendrá a miles de parceros vitoreándolos al tope de sus pulmones.

Por eso, cuando le preguntan, Manolo rápido saca la regla para medir sus palabras.

screenshot20170912at83915pm-f8e295aab1b4965807f35db8487f56b0.jpg
Manolo Cintrón, asistente de la selección nacional.

“Colombia trae un equipo bien aguerrido, todos juegan con una gran intensidad. Sus jugadores en las posiciones uno, dos y tres son el motor ofensivo de ese equipo. El armador de ellos anota mucho. Jackson es un tres bien rápido que ataca siempre”, dijo en alusión al joven tocayo del otrora ídolo del pop.

“Es un equipo interesante y hay que jugar con ellos de cerca. Nos hicieron mucho daño en los rebotes la otra vez y hay que hacer ese ajuste, sí o sí. Hay que jugar con ellos como lo hicimos en el tercero parcial, que lo que tiramos fue un recital”, resaltó, recordando el tercer parcial que Borinquen ganó 31-12, para reponerse de una pésima primera mitad de 40-26 en aquel primer juego ante Colombia.

gifit14625731719781-c5c6f4d8ae9902c1a3a2551209b6ce64.gif

Lo mejor del caso para Puerto Rico, empero, es la confianza plena que el cuerpo técnico tiene en sus canasteros. Cintrón recordó que en el pasado partido ante los archienemigos caribeños de República Dominicana, el banco de Borinquen echó 34 puntos.

“La segunda unidad, Moncho Clemente, Javy González, Yao López, los hermanos Clavell, todos nos han dado buenos minutos. Lo más que me gusta es que juegan muy bien bajo la filosofía de Eddie. Se han adaptado a él y eso es muy, muy importante”, subrayó.

¿Quién lo diría, huh? Manolo recuerda como en 2014, “tanto Eddie y yo estábamos en el exilio del equipo nacional”, recordando cómo durante los años anteriores su cabeza rodó mientras que Casiano ya era mencionado como posible técnico nacional aunque estos reclamos caían en los oídos sordos de los federativos.

“Eddie vio el torneo, porque el dirigía el básquet profesional mexicano en Veracruz. Yo estaba en Cancún pero lo seguí. Ganamos bronce, y eso está bien. Pero ahora vamos por el oro. Si queremos competir con el resto del mundo en FIBA, tenemos que dominar la región, controlar la zona. Como te dijo Eddie, queremos bailar en casa del trompo”, finalizó Manolo.