Lindor se gozó el jonrón porque jelou, el béisbol se goza

Cuando Francisco Lindor llegó a la sala de prensa que improvisó la gente de las Grandes Ligas en una esquina del estacionamiento de lo que queda del Estadio Hiram Bithorn, la bajó por la goma ante las preguntas de los periodistas y de los cola&#39os: "ME LO GOCÉ".


"Es un momento sumamente especial. Yo lo soñaba, pero jamás pensé que se sentiría así de rico y bonito. Es algo especial y por eso quiero darle las gracias a Dios por todas la personas que vinieron e hicieron de esto algo posible", confesó.

Pero el punto es que Lindor se gozó el palote que le dio a Jake Odorizzi por todo el jardín derecho del Bithorn en la quinta entrada y que le dio la ventaja a los suyos, que ganaron 6-1. Y la raíz de ese gozo está bien profunda en la gente, en la calentura que produjo en las emociones del boricua la gritería y el apoyo pasional de su pueblo.

dbcensjx0aayvdj-8a6588cb2246280b8fd3a6705f3f510b.jpg

"Me puse a celebrar con ellos. Ellos gritan y yo grito, ellos brincan y yo brinco con ellos, porque esa es la forma en la que yo juego el deporte. Siempre he sido así y no cambiare. Yo enseño mis emociones y las enseñaré. Yo pienso que eso es algo sumamente bonito porque tú sueñas con esos momentos. ¿Por qué actuar como que tú has da&#39o 500 jonrones? Yo no he da&#39o 500 jonrones y aunque dé 500 jonrones comoquiera voy a celebrar igual. Y yo no le quiero faltar el respeto a nadie. Yo respeto a todos los jugadores que están en el terreno. Simplemente, esa es la forma en la que yo celebro", aseguró.

&#39Paquito&#39 comenzó un poco frío con el bate este 2018, pero en sus últimos cuatro juegos batea para .500 (18-9). Mañana usted lo verá enfrentarse a José Orlando Berríos. ¡Otro boricua! ¡¡¡Banquete!!!

>>>El primer juego lo ganó Cleveland<<<