Liga Puertorriqueña, al rescate de la juventud boricua a través del básquet

El baloncesto puertorriqueño está reinventándose. Este fin de semana arrancó con éxito otra temporada más del Baloncesto Superior Nacional (BSN) y ayer se anunció que regresa a las canchas del territorio nacional la acción de la Liga de Baloncesto Puertorriqueña (LBP).

Según le aseguró a El Calce su presidente, William López, la liga espera contar con la participación de unos 40 equipos distribuidos en cuatro regiones (norte, sur, este y oeste) y organizados bajo un formato aficionado.

b8b20d2dd3fb4b1c89ec8e778e00ad351-ebe66a5af3f49bce42f7d71198a8f1e6.jpg
De izquierda a derecha, Yum Ramos, presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico; el licenciado Víctor Vélez, asesor legal de la liga; y William López, presidente de la liga. (Suministrada)

“Sería un todos contra todos, con 18 juegos para cada equipo y nueve de local con los otros nueve de visitante.  Pasan a la postemporada los mejores ocho equipos de cada región. Luego se pasaría a los mejores 32 de Puerto Rico. El torneo está programado para iniciar el 17 de noviembre de este año y el calendario preliminar contempla cerrar el 18 de marzo de 2019”, señaló.

López indicó, además, que este evento se llevará a cabo con la intención de hacer accesible el baloncesto a las comunidades de Puerto Rico e, igualmente, para abrir nuevos espacios de exposición y desarrollo de la juventud.

“Esto es baloncesto de pueblo para sacar hacia adelante a los jóvenes. Queremos que la gente se sienta identificada con los equipos de pueblo. Es una forma de integrar el deporte y la cultura. Creo que de esta forma se incentiva la economía local y se contribuye en el fortalecimiento de los municipios. Es una liga no asalariada, pero el reglamento permite dietas que no excedan los $50. En ese sentido las negociaciones con los jugadores se darán a través de ese modelo de dietas”, añadió el presidente, no sin antes señalar que hay cerca de 20 pueblos confirmados.

La LBP encuentra sus raíces en la década de 1970 y se espera que su rescate multiplique el talento local en el profesionalismo. Cabe destacar que la iniciativa cuenta con el respaldo de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (FBPUR) y de su presidente, Yum Ramos.

La LBP estará centrada en el talento nativo de 20 a 30 años de edad. Según se adelantó, contará con dos refuerzos de más de 30 años y los jugadores activos en el torneo tendrán que ser del pueblo que representarán en chancha.

Finalmente, el torneo correrá bajo las reglas de FIBA.