LeBron fue a ver a su nene jugar antes del 7mo. juego ante Indiana

Primero ser padre. Luego lo demás.

LeBron James enfrenta uno de los partidos más importantes de su vida hoy, el primer Juego 7 de una serie de primera ronda en la que participa.

1e71bc187a64137956b111e3370c570b-152d1dde9e80cdc084f0a405245cd7a4.jpg

Sus Cavaliers de Cleveland enfrentan reciben hoy a unos Pacers de Indiana que han hecho todo lo posible por salirse con la suya y darle fin al reinado en el Este del Rey.

Bueno, pues si existe un amuleto de buena suerte para LeBron ese es su hijo Bronny, quien jugaba ayer en un torneíto escolar en Akron, de dónde es la tribu de James. En la víspera de este maligno séptimo juego ante Indiana, LeBron hizo lo que le tocaba: ser papá.

Parece que el amuleto funcionó, al menos en el inicio del partodo, pues los Cavs arrancaron con un avance de 19-9.

Gane o pierda y todo lo que eso conlleve, esté seguro de esto, amigo lector: para LeBron ser padre es una prioridad. Como debe ser.