Federales castigan centros 'Head Start' del MSJ por irregularidades bajo régimen Yulín

Gobierno federal determinó que solo podrá atender el 25% de la matrícula actual y tendrá reducción de 55% en fondos disponibles

El Municipio de San Juan (MSJ) se quedará sin administrar más de la mitad de centros Head Start que tiene a su cargo tras una determinación del gobierno federal que responde a irregularidades que ocurrieron bajo la administración de la exalcaldesa Carmen Yulín Cruz.

El alcalde Miguel Romero aseguró que referirá al Departamento de Justicia y otras agencias a los responsables.

El MSJ informó anunció esta tarde que el Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno federal (“HHS”, por sus siglas en inglés) confirmó esta semana reducciones significativas impuestas por dicha agencia a los Programas Head Start y Early Head Start administrados por el Municipio, como resultado de una serie de violaciones a los reglamentos que rigen dichos programas detectadas en una monitoría federal durante la incumbencia de la exalcaldesa Cruz.

Según la determinación del HHS, el municipio solamente podrá administrar 31 de los 74 centros Head Start y Early Head Start que administraba hasta ahora en la zona metropolitana de San Juan. "Lo anterior implica una reducción de casi un 75% en la matrícula total en ambos programas, de unos 3,870 a unos 1,030 participantes únicamente. Ello a su vez representa una reducción aproximada de $17 millones de dólares, o un 55% del total de fondos que se habían solicitado para administrar ambos programas", dijo el MSJ.

Sostuvo que ante "la negligencia de la pasada administración, los centros que le fueron retirados al Municipio, y los servicios provistos en ellos, pasarán a ser administrados por otras entidades calificadas, que también solicitaron participar en el programa una vez el Municipio fue descalificado el año pasado".

Según Romero ,  el pasado 14 de agosto de 2020, el HHS informó a la exalcaldesa Cruz que, a base a los hallazgos de irregularidades y violaciones a los reglamentos reflejados en una monitoria llevada a cabo en el 2016, el gobierno federal determinó cancelar la asignación automática de fondos para Head Start y Early Head Start que por muchos años había recibido el Municipio de San Juan de forma automática.

“Los señalamientos de incidentes y las violaciones de e incumplimiento con las normas de ambos programas también le habían sido notificados, desde el 2016, a la entonces presidenta de la Junta, Yvette del Valle, a la pasada directora de Head Start, Myrna Hernández e incluso a la propia exalcaldesa Cruz Soto, con el detalle de los eventos y situaciones que dieron pie a la descalificación del Municipio de San Juan.  Esa información se mantuvo en secreto y no se hizo pública hasta que se forzó su divulgación durante el proceso de transición”, relató el alcalde.

Romero añadió que la pasada administración no hizo nada para tratar de revertir la decisión de HHS y se limitó a presentar una solicitud el pasado 5 de enero de 2021, antes de la llegada de Romero Lugo al municipio, para competir nuevamente para brindar servicios de Head Start y Early Head Start a la población de San Juan.

“Esto no se trata solamente de la reducción en los fondos asignados—explicó Romero—sino también en una reducción significativa en la matrícula aprobada y en el número de centros educativos que el gobierno federal ha autorizado que sean administrados por el Municipio de San Juan”.

Romero confirmó que refirió al Departamento de Justicia, la Oficina del Contralor y la Oficina de Ética Gubernamental a las tres exfuncionarias a las cuales se les notificó directamente, desde el 2016, sobre los incumplimientos que dieron pie a la descalificación de San Juan como proveedor único de servicios, para que sus acciones y omisiones sean evaluadas, de forma detallada, y se tomen cualesquiera acciones que legalmente correspondan.