Le cierran la puerta a antivacunas en Plaza Las Américas y aseguran que Dios "se acordará de esto"

Estaban protestando en contra de la vacuna pero la gente siguió tranquila vacunándose

Un grupo de manifestantes anti vacunas que son expertos mezclando la ciencia con la palabra de Dios como cosa loca, llegaron hasta el centro de vacunación en Plaza Las Américas para denunciar que los niños estén recibiendo la vacuna contra el COVID-19.

El grupo, que al menos tenía sus mascarillas era liderado por una mujer con un altoparlante por el cual soltó un par de disparates y en los carteles estos aseguraban que la gente que recibe la vacuna está siendo utilizada como "ratas de laboratorio".

"Cargados de miedo, que están tomando esas decisiones impulsivas en esta hora. Se acordarán que hubo gente afuera tratando de recordarles que las decisiones que están tomando están impulsadas en el miedo, tú podrás cerrar la puerta pero de eso mismo se acordará Dios, que no permitiste que llegara el mensaje, ni tú lo llevaste ni permitiste que llegara", expresa la manifestante a través de su altoparlante mientras a su lado un señor sigue disfrutando de una cómoda butaca del centro comercial como si no pasara nada.

A la joven también la acompañaba un grupo de personas con carteles que tenían mensajes en contra de la vacuna y aunque ellos aseguran que "nadie los controla" había una señora diciéndoles dónde colocarse para que las cámaras de la prensa vieran bien sus carteles.

En el centro comercial se inauguró durante el fin de semana un centro de vacunación para niños de 5 a 11 años que ya pueden recibir su dosis de la vacuna contra el COVID-19.