Labores en el sector público pudieran reanudarse mañana

La gobernadora dijo que más adelante en el día se tomará la determinación final

Dennis Jones

La gobernadora Wanda Vázquez esperará a ver el “desarrollo” de la tormenta tropical Karen antes de tomar una decisión acerca de la posible reanudación de labores en el sector público.

“Vamos esperar hasta más entrada la tarde, una vez se siga manifestando el sistema para entonces nosotros saber cuál es el resultado del mismo, cómo se va desarrollando y entonces vamos a notificar al pueblo de Puerto Rico”, expresó Vázquez en una conferencia de prensa poco después del mediodía en la sede del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres.

La gobernadora sí expresó preocupación ante reportes de empleados en el sector privado de que sus patronos les han exigido cumplir con sus turnos en horas de la tarde, que es cuando se espera el golpe directo de Karen sobre la isla.

“Al igual que ayer hacemos un llamado, como ha pasado en otras situaciones, a los patronos para que piensen que versus cualquier actividad económica tenemos que asegurar a la gente, darle la seguridad a los ciudadanos. Darnos la oportunidad de ver cómo se desarrolla este fenómeno que anticipamos puede tener mucha lluvia, que puede haber inundaciones en calles y avenidas. Ojalá no pase pero mi llamado es a un sentido de humanidad y sensibilidad para que estas personas puedan estar tranquilas y se les permita permanecer en sus casas”, subrayó la primera ejecutiva.

Tal como ha hecho desde que se identificó la amenaza inminente de Karen, el gobierno advirtió de los riesgos de deslizamientos y derrumbes, particularmente en sectores del centro y sureste de Puerto Rico, cuyos suelos ya se encuentran saturados.

En ese sentido Vázquez hizo un llamado a residentes de estas zonas de peligro.

“Es una determinación no solo de los propios ciudadanos que conocen las áreas en que residen, los potenciales de deslizamiento. También es importante que los alcaldes que conocen su topografía, cómo se desarrolla en (episodios) de mucha lluvia, puedan tomar precaución y además de eso la coordinación con Departamento de Transportación y Obras Públicas o la Guardia Nacional para abrir caminos en caso de que surja una situación como esta. El alcalde y los ciudadanos que conocen la vulnerabilidad de donde viven pues obviamente forma parte del plan de cada uno de nosotros en una situación como esta”, puntualizó Vázquez.

Por otro lado, la gobernadora elogió la respuesta para atender el caso de la bebé que esta mañana tuvo que ser trasladada de emergencia en un helicóptero de la Guardia Nacional de Vieques a San Juan, antes de ser llevada en ambulancia al Hospital Universitario en Carolina.

“La respuesta de Manejo de Emergencias una vez entró esa llamada aquí al COE (Centro de Manejo de Emergencias) fue extraordinaria. Gracias a que habíamos firmado ayer la declaración de emergencia la Guardia Nacional inmediatamente coordinó para el traslado, se autorizó a que fuera inmediatamente a transportar al bebé y se hizo la coordinación con el alcalde de Carolina”, detalló Vázquez.

Día “normal” para la AEE

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, dijo que los poco más de 1,500 clientes que se encontraban sin servicio era una cifra “normal”.

“Normalmente tenemos entre 1,500 a 3,500 abonados sin luz en un día normal, que no pasa nada. Hoy estamos en la parte baja, lo que sí es que la gobernadora nos ha pedido que cualquier cosa que pase, por mínimo que sea, caerle encima”, indicó Ortiz, quien precisó que hay brigadas locales y extranjeras preparadas para atender situaciones en la zona sureste del país.

Golpe directo

El meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología Ernesto Morales, en tanto, destacó que las condiciones marítimas al sur de Puerto Rico ya se encontraban “deterioradas”, según la tormenta tropical se acercaba a la isla.

Según el boletín de las 11:00 a.m., Karen se trasladaba “directamente” hacia el norte a una velocidad de ocho millas por hora, por lo que golpearía a todo Puerto Rico, sostuvo Morales.