La verdadera emergencia constante... Se disparan las cifras de violencia doméstica

Se han reportado 160 incidentes en lo que va del periodo de toque de queda

Cerca de 160 querellas de violencia doméstica han sido atendidas por la Policía de Puerto Rico desde el comienzo del toque de queda impuesto por la gobernadora Wanda Vázquez el pasado 15 de marzo, según estadísticas de la Uniformada.

De acuerdo con el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera, de estos 160 incidentes, al día de ayer, se habían presentado 85 casos por violencia doméstica y se han expedido 72 órdenes de protección. En días recientes, organizaciones de derechos de la mujer advirtieron que, debido al toque de queda, víctimas de violencia de género podrían estar en mayor riesgo ante sus agresores.

Ante esto, el jefe de la Policía reconoció que las medidas de distanciamiento social podrían incidir en que las víctimas pasen más tiempo con sus agresores, pero exhortó a que se querellen para que puedan recibir los servicios de la Uniformada. Incluso, no descartó que las cifras de incidentes de violencia doméstica aumenten en este periodo. Escalera, empero, sostuvo que, a esta fecha, las estadísticas son menores comparadas con las del año pasado cuando hubo 185 incidentes, una reducción de un 14 %.

Sobre aquellas víctimas cuyo entorno de violencia les impida comunicarse con la Policía, lo que podría incidir en la leve baja de incidentes reportados, Escalera indicó que “siempre hay un vecino que ella le puede informar, que sea la persona que nos pueda notificar o una persona de su confianza que no tenga temor”. Indicó que cuentan con la División de Arrestos Especiales para diligenciar en caso de aquellos que violenten las ordenes de protección, cuyas fechas de vencimiento fueron extendidas hasta el 15 de abril. Asimismo, señaló que estarán dando patrullaje preventivo en los albergues de víctimas.

Por su parte, la Procuradora de las Mujeres interina, Madeline Bermúdez,  catalogó de “lamentable” las estadísticas, al tiempo que aseguró que cuentan con suficiente personal para atender la línea de orientación que se mantiene disponible las 24 horas. Informó que, en este periodo, han experimentado un aumento de un 50 % en llamadas que reciben, en comparación con esta misma fecha el año pasado. También aseguró que hay suficientes espacios disponibles en albergues en caso de que una víctima necesite ser trasladada.