La salud física-mental de nuestros niños en este verano de pandemia

Un especialista en educación física adaptada nos regala esta columna sobre un tema muy importante.

Ante la alta posibilidad de que en Puerto Rico se continúe con el toque de queda y ante la situación de la existente amenaza al Covid-19, y ya a casi 60 días en nuestras casas con poco o ninguna movilidad, la realidad es que nuestros niños no están exentos y adquieren la misma situación.

Aquí pueden existir varias variables que convergen:

1.      La falta de un régimen de ejercicio habitual en los padres; que por consecuencia pueden llevar a sus hijos al mismo resultado.

2.      La falta de una buena salud nutricional causada por la ingesta de alimentos altos en azúcar y calorías que por consiguiente causaran un aumento en el peso en todos (esto incluye a padres y a niños en la familia)

3.      La escuela(principal e indirecta fuente de actividad física para nuestros niños), parques, playas y otras facilidades se encuentran cerradas lo cual impide encontrar ambientes diferentes que motiven realizar la actividad física.

4.      El uso continuo y hasta pudiéramos decir que obligado de la tecnología remota en el hogar. No tan solo para los padres sino también para los niños que en algunos lugares las clases se convirtieron en línea.

Sobre estos asuntos muy bien pudiéramos hacer algo o buscar una solución alterna.  En primer lugar, y a la falta de un régimen de ejercicio, este sería el mejor momento para comenzar a realizar de forma mesurada algún tipo de actividad física.  Pero esta la debemos realizar poco a poco pues no debemos sobrecargar el sistema si ha estado inactivo físicamente por mucho tiempo e incluir a nuestros hijos en la misma.

ni˜õs

El aspecto de la nutrición pudiéramos considerar el evitar la ingesta de alimentos altos en azúcares y calorías como lo son los dulces y meriendas altos en azúcar.  Esto lo podemos sustituir por frutas o alimentos preparados en el hogar donde las porciones sean razonables a la actividad calórica o de actividad física que se realiza.  Esto reducirá el aumento de peso que ya estoy seguro que la mayoría de los niños tienen, con la posible excepción de la alta población en Puerto Rico que no recibe alimentos por las razones que ya todos conocemos y no vale la pena ni mencionar.

En el aspecto sobre la falta de facilidades, playas y parques disponibles los padres somos los llamados a preparar la rutina.  Es entonces la invención de actividades, juegos y otros que podamos realizar en familia.  Consultar un educador físico competente puede ser una gran recomendación.  Usted como padre pudiera contactar al maestro o maestra de educación física de la escuela de su hijo y consultarle. De no ser posible esto, existen muchas aplicaciones disponibles como videos de juegos y actividades en “youtube” u otras que podemos encontrar en plataformas como lo son “Pinterest”.

Lo único que debemos hacer es colocar en el buscador (“search”) de información palabras o nombres como; juegos activos para niñoscanciones y juegos educativos para infantes y aparecen un sinnúmero de actividades con pocos o ningún material que nos podrían servir para realizar un programa personalizado de actividades.  Inclusive se me ocurre hasta crear un campamento de verano en casa con las opciones de actividades que pudieran ustedes seleccionar y que entiendan están a la capacidad de la edad de su hijo.  Sobre la última variable, y entiendo pueden existir muchas otras, sobre el aspecto del uso de la tecnología “obligada” me refiero a que se ha solicitado a todos este uso como el único para comunicarnos.  Esto no es nada malo, lo que es malo, es el no hacer un balance entre las actividades remotas y las actividades físicas que nuestros niños deben realizar.

Las organizaciones de la salud, educativas y científicas exponen que todo niño por naturaleza requiere al menos entre 1 o varias horas de actividad física al día.  Países como Londres, Australia, España y otros en Europa han acogido y recomendado realizar actividades y juegos en el hogar donde se fomente la actividad física.  Esta actividad física no puede ser sustituida por los video juegos a menos que estos conlleven la interacción física activa de movimientos.

A mi parecer y experiencia entiendo que todo el mundo se concentra en que la actividad física de por si es buena para los músculos y el físico, pero nos olvidamos de la salud mental que viene acompañada realizando la actividad física.  Para los niños esto no es un sentirme saludable o en forma, es para ellos una necesidad importantísima de su crecimiento y desarrollo.  Muchos especialistas de educación física consideran esta actividad dirigida al deporte siendo el deporte el vehículo para desarrollar y mantener una buena salud.  No quiero decir con esto que deberíamos ver el deporte como malo, lo que estoy diciendo es que no todos los niños serán deportistas.  La educación física es una ciencia clínica no deportiva o atlética la cual correctamente  fomenta, analiza y prescribe actividades de acuerdo a los niveles de necesidad de los niños basado en aspectos muy importantes como lo son; el crecimiento, el desarrollo y la maduración.

niños

Me preocupa mucho la población de niños con diversidad funcional (educación especial).  Estos son parte de la situación y en gran medida estas sugerencias y comentarios son de igual forma para los padres y madres que tiene a su hijo en casa con limitada actividad o actividades.   Muévalos hasta donde sea posible y que su vulnerabilidad a contagiarse sea mínima.  Utilicen el horario disponible al menos para caminar o llevarlos en su silla de ruedas a recorrer un ambiente diferente y distanciado de otras personas.  Cree actividades de atrapar, lanzar o patear de acuerdo al nivel funcional y de movimiento que pueda tener su hijo.

En estos momentos es responsabilidad de los padres crear un clima de apoyo emocional escuchando y motivando a sus hijos a realizar alguna actividad física juntos.  El refuerzo verbal y la participación activa de padre, madre e hijos es la opción única y real en estos momentos.  Aunque deje para lo último la situación de los campamentos de verano lo único que me resta decir que no veo probable que se puedan desarrollar pues las restricciones de espacio, cantidad de personas y lugares se encuentran restringidos.  Utilice o tome la recomendación que mencionaba anteriormente para que pueda crear su propio y exclusivo campamento de verano.  No olviden hidratarse bien pues la temperatura y el calor deben ser considerados.  ¡Así que papá y mamá prepárate este año 2020 el campamento de verano será en casa!

Nota del editor: El autor, el profesor Mario Vega Giboyeaux, posee un doctorado en educación física adaptada y es catedrático auxiliar de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón. Puede ser contactado por email a la dirección: [email protected].