La Policía llegó a Río Piedras tras los manifestantes

Luego de que en la avenida Ponce de León chocaran manifestantes y policías, la uniformada los persiguió al son de gases lacrimógenos y perdigones de goma por la avenida Muñoz Rivera hasta el casco urbano de Río Piedras.

Allí, en la urbanización Santa Rita, oficiales de unidad motorizada se desplegaron por la zona y en una de las arterias aledañas a la avenida Universidad, tres oficiales divisaron a un joven caminando por la acera y lo arrestaron.

De repente, llegaron decenas de efectivos de Operaciones Tácticas, mientras más estatales irrumpían en una residencia. Se pudo apreciar que entraron al hogar sin orden de arresto y no supieron identificar de inmediato a los arrestados ni al resto de las personas con las que buscaban intervenir. 

Luego la Policía se retiró hacia las inmediaciones del restaurante Pollo Tropical en la Muñoz Rivera. Allí, intervinieron con otro joven de 23 años, identificado como Jonaseph Guzmán, a quien horas más tarde dejaron en libertad, ya que no había prueba alguna para someter su caso. 

“Si el policía lo vio cometiendo un delito, no necesita orden de arresto. Eso es persecución en caliente”, dijo allí el coronel Juan Cáceres, una vez culminó el operativo en Santa Rita.

Además de Guzmán, fueron arrestados ayer Rocío Rodríguez, Nomar López, Joel Gasser, Jean Pérez, Angélica Questell —a la que le cogieron puntos de sutura en la cabeza— su hermano Alfonso Questell, Manfred Pérez, Gabriel González, Jonaseph Guzmán, Erimar Landrón, Jeziel Echevarría, Frank Seguí, Luis Rodríguez, Elvin Torres y Ediel Robles.