La lucha por la estadidad es de principios y derechos humanos, dice Lourdes

La vicepresidenta de la Cámara de Representantres, Lourdes Ramos, dijo que la lucha por la estadidad es una lucha de principios y derechos humanos a la que no se va a renunciar.

Ramos proclamó que tras más de cien años de una relación colonial indigna con los Estados Unidos, los ciudadanos americanos de la Isla no se van a amilanar porque un funcionario de tercera categoría pretende despachar el asunto como una trivialidad de lugar de residencia.

Al reaccionar a la postura esgrimida por Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), donde sostuvo que si te mudas de la Isla a un estado se resuelve la falta de derechos de la afrenta colonial, Ramos apuntó que nada ni nadie va a detener que los puertorriqueños reclamen en justicia y equidad, las garantías totales de una ciudadanía americana plena.

capturadepantalla20181007alas10502pm-621793291967895ee10f1a870f4b1763.jpg

“Lo que dijo Trujillo a mí no me quita el sueño. El camino hacia la estadidad está pavimentado y todo es cuestión de tiempo. ¿Qué hay que seguir luchando? ¡Pues ni me rindo ni me quito!”, aseguró.

Para Ramos resulta irónico, por no decir bochornoso, que un funcionario de ascendencia cubana, venga a sostener que Puerto Rico debe conformarse con estar subyugado a la colonia, mientras la Nación reclama derechos humanos en Nicaragua, Cuba, Venezuela y en otras partes del orbe.

“Yo estoy clara que los grupos de poder ven con recelo que una admisión de un estado bilingüe como la Isla, de la noche a la mañana tenga más representación congresional que 22 estados de la unión. Pero precisamente por eso es que no nos vamos a rendir, tarde lo que tarde”, afirmó.

La líder cameral aseguró que nadie duda en la Isla que el cien por ciento de sus residentes- incluyendo aquellos que favorecen la independencia-, prefieren mantener su ciudadanía americana bajo cualquier fórmula de estatus.

Insistió en que la casi totalidad de nuestros eventos eleccionarios, la unión permanente con los Estados Unidos mantiene indiscutiblemente un 97% del favor del electorado.

Incluso dijo Ramos, que independientemente de las dos consultas plebiscitarias donde la estadidad ha ganado por amplio margen, la realidad es que si algún día los puertorriqueños tuvieran que decidir entre estadidad o independencia, no habría duda alguna de que el pueblo se volcaría abrumadoramente a favor de la anexión.

“Decir que no hay consenso por la igualdad que sólo se logra bajo la estadidad, es una excusa baladí que invita a reírse. Ni Trujillo ni nadie con apellido que recuerde a dictadores y opresores, tiene fuerza moral para impedir lo que es el destino inevitable de Puerto Rico como el próximo estado de la unión”, agregó Lourdes Ramos.