La hipocresía de Don Omar

“Vamo’ a matarnos” y “Buster, ponle el full en la boca” son solo algunas de las violentas líneas que cantó Don Omar en sus inicios

“Vamo’ a matarnos” y “Buster, ponle el full en la boca” son solo algunas de las violentas líneas que cantó Don Omar en sus inicios, y que ahora a sus 40 años ha olvidado. Hace unos dos años, William Omar Landrón salió de su cueva y en una entrevista criticó el trap por el contenido de sus letras. Muchos podemos estar de acuerdo en que la mayoría de las canciones en ese subgenero musical son sexualmente explícitas, y solo hablan de meterse percos, beber ‘lean’ y tener sexo sin condón. En aquel momento, el reggaeton pop seguía sólido en los charts y la radio, así que los chamaquitos se fueron inclinando hacia el trap, que era un sonido más duro y callejero, y con letras que no temían hablar crudo.

Cuando los nuevos exponentes del trap comenzaron a ganar adeptos, la reacción inmediata de algunos de los viejos exponentes fue la resistencia. La realidad es que los doños del género no querían entrar a ese subgénero, no solo porque no dominaban esas nuevas pistas y forma de chantear (de los viejos, tenemos casos como Yankee que sí pudo hacerlo, pero también tenemos atrocidades como la que hizo Tito El Bambino con Bryant Myers), sino porque después de años en la industria su estilo era bastante limpio y hacer trap era casi como volver a la época underground.

don omar

El tiempo demostró con Bad Bunny, Ozuna y otros cantantes que podían hacer un trap “más limpio” y ser respetados a nivel internacional. Durante los pasados dos años, esos chamaquitos trabajaron incansablemente para lograr un sitial en la industria musical. ¿Dónde estuvo Don Omar todo ese tiempo? Dándole puños a un punching bag tratando de encontrarse, y durante ese proceso anunció su retiro con unos conciertos que nunca realizó. Ahora en el 2019, Don Omar anunció que regresa a los escenarios, y aunque para usted o para mí el tipo es uno de los más duros del género, la realidad es que para los chamaquitos Don es irrelevante.

William sabe eso, pero su ego aún no lo quiere aceptar, así que lo primero que hace es tratar de aconsejar a los artistas urbanos a que mejoren sus letras y que se vayan bien “soft” como si él fuera, olvídate, la voz de la razón y lo correcto. Lo que a mí me parece bastante ‘bullshitero’ de su parte es que Don no comenzó en el género cantándole al amor, sino que lo hizo igual que los chamaquitos: haciéndole odas al sexo y al malianteo.

Recordemos algunas de las canciones que Don zumbó antes de alcanzar la fama mundial.

“Vamo’ a matarnos”

“La noche está buena”

“Caseríos #2”

“Tiraera a Wisin”

Todo el que conoce al género sabe que Don nunca fue un santito, ni era un Ken Y que solo hablaba de amar y llorar. No solo eso, sino que no se le conoce como haber sido “mister amistad” entre sus colegas, pues estuvo metío en cuanto bochinche había y siempre estaba peleando con algún nuevo enemigo. Incluso, Don hacía alarde de "ser más gangster que El Father", pues él sí tenía casos con la justicia.

Llegó una época en que todos los reguetoneros comprendieron que debían unirse y grabar juntos, pero el señor Landrón fue de los pocos que no colaboraba con sus compañeros porque al parecer se sentía demasiado importante para trabajar con artistas con menor fama. Mientras que para mantenerse vigente Daddy Yankee grababa hasta con el orgullo de Jayuya, Pitito Lágrimas; Don no daba ni “las gracias” cuando otro colega le decía “salud” al este estornudar. Entonces, el mismo Don que una vez tremendo problemático dentro y fuera de la industria, ¿ahora quiere dar consejos de lo que deben hacer? ¿Realmente quiere aconsejar o solo está buscando pauta?

Aunque las letras del trap no son de mis favoritas, puedo entender que limpiarlas no logrará nada, pues si esto sucede, crearán otro subgénero para contar las cosas de la forma más callejera y directa posible. El underground lo hizo, y cuando evolucionó al reguetón y se conviritó en pop, el trap fue la respuesta de una juventud que quería decir las cosas a su manera. La calle siempre encontrará la manera de hablar de su realidad… y en esa realidad no hay espacio para hablar con palabras bonitas. Don, tu consejo es el mismo de un padre que hizo y deshizo en su juventud, y ahora cree que tiene el poder moral para criticar. Si quieres aportar tu granito de arena, haz música dura, apoya a los chamaquitos que están tratando de hacer algo grande (no olvides que una vez ese chamaco fuiste tú), y bájate de ese trono imaginario y de creer que siempre tienes la razón. By the way, llevas años haciendo ejercicios y no vemos cambio… por eso na’ más no deben seguir tus consejos.