Autora de Harry Potter está viva, pero ¿por qué #RIPJKRowling es tendencia?

Dicen que su carrera murió por "odiar con orgullo a las personas trans".

950042016

J.K. Rowling, de 55 años, escribió un libro llamado "Troubled Blood", que será publicado el martes, y trata de  un asesino en serie -un hombre cisgénero- que se viste de mujer mientras realiza violentas matanzas.

Hoy, lunes, fanáticos y refractores criticaron a Rowling ya que el libro se suma a una serie de comentarios transfóbicos. "En memoria de J.K. Rowling, ella no está muerta, pero mató su propia carrera al odiar con orgullo a las personas trans, y nadie la extrañaría tanto de todos modos", escribió un usuario de Twitter.

La etiqueta #RIPJKRowling ha saltado a la cima de las tendencias de Twitter. "#RIPJKRowling, ella [no está] muerta, pero su carrera sí", agregó otro.  "Imagina ser cancelado con tanta fuerza, tenemos que fingir que moriste", añadió alguien más.

La tendencia ha ocasionado confusión en la red social, y otros usuarios han solicitado a Twitter que eliminen el hashtag. El gigante tecnológico ha optado por hacer una aclaración en la sección de tendencias: "No, J K Rowling no está muerta", lee.

"Troubled Blood" sigue a un detective privado, Cormoran Strike, mientras investiga a un asesino en serie que se viste con ropa de mujer para matar a las víctimas femeninas. En "The Silkworm", la segunda novela de la serie, Rowling representa a un personaje trans como "inestable y agresivo".

"El meollo del libro es la investigación de un caso sin resolver: la desaparición de GP Margot Bamborough en 1974, que se cree que fue víctima de Dennis Creed, un asesino en serie travestido", escribió el Telegraph en una reseña de la novela. "Uno se pregunta qué harán los críticos de la postura de Rowling sobre los temas trans con un libro cuya moraleja parece ser: nunca confíes en un hombre vestido".

En junio, Rowling defendió los controvertidos comentarios transfóbicos en un extenso ensayo, que también reveló que fue agredida sexualmente cuando era joven.

“Me preocupa la enorme explosión de mujeres jóvenes que desean hacer la transición y también el creciente número de mujeres que parecen estar en transición (regresando a su sexo original), porque se arrepienten de haber tomado medidas que, en algunos casos, han alterado sus cuerpos de manera irrevocable y les quitó la fertilidad ”, recogió el New York Post.