Keleher: "Yo luché por los estudiantes de Puerto Rico"

La exsecretaria de Educación se botó contando su experiencia en Borinquen en una columna de opinión.

La exsecretaria de Educación, Julia Keleher, quien salió de su puesto el mes pasado en medio de rumores de que es investigada por un gran jurado federal, escribió una columna en el portal The 74 Million, una página de una organización sin fines de lucro que se especializa en difundir noticias de educación de Estados Unidos.

Keleher habló sobre su experiencia en Puerto Rico, asegurando que, tras ser confirmada como Secretaria de Educación en enero de 2017, "lo que encontré me dejó entristecida, sorprendida, desilusionada y horrorizada".

La columna lleva como título: "Como Secretaria de Educación de Puerto Rico, yo luché por los estudiantes de la Isla. Ahora mis sucesores deben dar la batalla (Keleher: As Puerto Rico’s Education Secretary, I Fought for the Island’s Students. Now, My Successors Must Take Up the Battle, en inglés)".

En la pieza, Keleher, quien ya había trabajado como contratista de Educación bajo las administraciones de Aníbal Acevedo Vilá, Luis Fortuño y Alejandro García Padilla, señaló que sus dos propósitos principales cuando entró como Secretaria de Educación bajo el mando de Ricardo Rosselló fueron: identificar y atender las fortalezas y debilidades del sistema y determinar como la reforma educativa de la agenda de Gobierno de Rosselló sería implementada.

JK

"Apenas dos meses en el trabajo, se me hizo claro que las casi 1,300 escuelas de Puerto Rico tenían limitado, inconsistente o inexistente acceso a: recursos de planificación y materiales de currículos alineados a los estándares; libros de texto, de ejercicios y otros respaldos de aprendizaje; internet, computadoras y tecnología de instrucción; servicios de salud y enfermería; servicios de respaldo emocional y social y acceso a consejería, sicólogos y trabajadores sociales; programas de desarrollo profesional para cada área de contenido y entrenamiento en distintas prácticas de instrucción; supervisión, respaldo y guía para los principales; y sistemas, procesos y prácticas que aumentaran oportunidades para que los estudiantes de educación especial participaran en el programa de educación general".

Además, dijo, "el Departamento no tenía un manejo financiero efectivo ni sistemas de información que se pudieran comunicar fácilmente uno con el otro, complicando más aún las operaciones diarias y obstruyendo la administración efectiva".

"Los salarios de los educadores son de los más bajos en la nación, los maestros y directores no han recibido un aumento salarial en 10 años. Las escuelas y los salones no eran seguros ni saludables, reflejando deterioración debido a mantenimiento insuficiente. Por años, la carencia de maestros ha causado a que estudiantes se pierdan cursos vitales durante todo un año", destacó, indicando que "aún antes del Huracán María, las condiciones para enseñar y aprender eran bajo par, casi negligentes" .

Keleher prosigue enumerando las fallas que encontró en Educación y como, según ella, su equipo y ella siguieron trabajando para arreglarlas.

Lee la columna entera en inglés pulsando aquí.