‘Juanma’ quiere un título: “Estamos en un segundo aire”

En cierta forma, ambos van por el mismo camino. La pelea del 3 de marzo entre el veterano excampeón mundial Juanma López y su rival Jayson &#39La Maravilla’ Vélez será un duelo en el que los dos buscn probar que les queda mucho boxeo.

juanmamiau-21025b2eb0fe1fd55730fdae395ce090.jpg

No obstante, es Juanma a quién más la gente ha visto, a quién la controversia boxística ha perseguido durante estos pasados años, a quién tanto el mundo del deporte como el del espectáculo mantiene bajo lupa.

Ya sea por el episodio aquel del “árbitro apostador” o por su indeleble amistad con el comediante Raymond Arrieta o por la fogosa riña que libró con Wilfredo &#39Papito’ Vázquez – en donde se dijeron de todo a través de las redes sociales – o por la relación con el rapero Vico C, a Juanma los medios lo siguen. Sí, ese atractivo mediático vende, pero también puede ser un obstáculo a la hora de mantenerse en la ruta ganadora. Y él lo tiene claro… él sabe que tiene muchas bocas que callar.

“Mi mama me enseñó que la envidia es admiración con celos”, le dijo Juanma a los medios que se dieron cita al mediodía de ayer en el gimnasio Félix Pagán Pintor del Barrio Amelia, en Guaynabo.

“Estamos aquí trabajando duro, haciendo cosas bonitas pa’ que la gente les guste. En YouTube hay muchos programas, en Facebook hay muchos programas que les encanta difamar a uno y hablar de más de uno. Y cuando uno está arriba otra vez se ponen a velar lo que uno hace o lo que uno deja de hacer”, le subrayó a la decena de medios allí presentes, entre ellos uno que otro programa de chismes.

unnamed42-d6f604c10468050670874c473331f042.jpg

“Durante la pelea de Papito Vázquez muchos programas hablaron mucha peste de mí”, prosiguió. “Me ofendieron a mí, a mi familia, dijeron muchas cosas indebidas. Hoy en día lo que hago no es pa’ ganarle a Jayson, ni pa’ callarle la boca a él, si no para callarle la boca a todas las personas que hablaron mal de mí. Hoy volví y mira… está aquí to’ el mundo”.

En esta tarde en Guaynabo, Juanma se nota en una misión clara y precisa: recuperar el sitial que una vez tuvo. Lejana ya luce aquella época en la que su zurda era temida alrededor del mundo, cuando dominaba las 122 y las 126 libras. Claro, que López es un hombre de fe y confía a plenitud en su esquina y en su pegada.

“El peak de mi carrera fue en un momento dado, cuando yo era aquel Juanma Lopez de las 122 libras, de las 126 libras. Fue un peak bien grande. Hoy en día pudiéramos volver a estar cerca de ese lugar, pero lo mas importante es que lo bonito que hicimos en esa ocasión nos va a respaldar para lo nuevo que estamos haciendo. Venimos a trabajar duro, detrás de un título, pero, sobre todo, de buenas peleas interesantes para el público. Siento que estamos en un segundo aire”, apuntó.

Al cuestionarle qué figuras del boxeo mira cuando siente ese “segundo aire”, Juanma mencionó “a &#39Mano de Piedra’ Durán, a Félix &#39Tito’ Trinidad, a Wilfredo Gómez, de esos no hay duda”, pero se puso particularmente contento cuando recordó “a mi colega Marco Antonio Barrera, mi gran amigo.

“Marco Antonio perdió [dos veces] con Junior Jones y volvió. Y se estableció como una superestrella. En eso es lo que estamos. Vamos día a día, hay planes, hay futuro para después de esta pelea, pero quiero salir de esto primero”, finalizó el exmonarca.