El joven gay de 37 años, veterano de Afganistán, que busca retar a Trump

Sabe que será cuesta arriba ganar la nominación presidencial demócrata, pero a este señor le gustan los retos.

Pete Buttigieg no es un candidato típico de una carrera presidencial, pero ya en la política – y en la vida – él se ha acostumbrado a romper con las normas.

Primero que nada, tiene 37 años, apenas dos sobre el mínimo de 35 que la Constitución de Estados Unidos permite para la carrera presidencial. Claro, que ya él ha roto barreras, pues a la edad de 29 años se convirtió en el alcalde de South Bend, Indiana, una ciudad del Medio Oeste de los Estados Unidos que normalmente no coincide con este tipo de candidato.

Académicamente, es una eminencia: forma parte de la exclusiva lista de estudiantes escogidos para la Beca Rhodes, que se otorga para estudios posgraduados en la Universidad de Oxford. Pero ahí no para la cosa.

Buttigieg – que en inglés se pronuncia "BOOT-a-jedge", segú le dijera el alcalde a CNBC – también es veterano de Afganistán.

Ah… pero ahí no para la cosa. Si llegase a ganar la nominación del Partido Demócrata, Buttigieg sería el primer candidato presidencial abiertamente gay nominado por un partido de mayoría. Salió del clóset en 2015, en medio de su campaña para la reelección como alcalde, y se casó en junio pasado con su ahora esposo, Chasten Glezman.

Para colmo, es un político con muchas visiones progresivas que es querido y respetado en un estado como Indiana, dónde Trump ganó por pela en 2016. Es considerado como una estrella en ciernes del Partido Demócrata.

Nada, mejor que el propio alcalde Buttigieg se presente. By the way, esto es en inglés.