Jaresko: son "mitos" que la Junta quiera cerrar recintos de la UPR

También es un "mito" el que los pobres no podrán estudiar, dice doña Natalie.

La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko insistió el miércoles que si la gerencia de la Universidad de Puerto Rico se mantiene en cumplimiento con el Plan Fiscal certificado por la entidad federal, no tendrán que cerrar recintos, cumplir con el pago de las pensiones, remunerar mejor a los profesores y contar con una plantilla de estudiantes matriculados.

“Para proteger esos cuatro pilares, tienen que tomar acciones. Tienen que ser proactivos e implantar las reformas que tiene el Plan Fiscal, dijo Jaresko en conferencia de prensa en la que informó sobre la certificación del Plan Fiscal.

Jaresko calificó como “mitos” los argumentos de que la JCF quiere cerrar recintos y que con los aumentos en el costo de matrícula, los estudiantes de escasos recursos no la van a poder pagar.

“El Plan Fiscal está diseñado para que ningún estudiante quede desprovisto de una educación de excelencia en la Universidad de Puerto Rico”, sostuvo.

Explicó que en el Plan Fiscal se establece que los estudiantes aporten según su capacidad económica.  Y para aquellos que no cuentan con recursos,  tendrán disponible la Beca federal Pell, ayuda estatal y algunas  exenciones de matrícula.

“Si hay un problema por ingresos, hay una beca disponible”, expresó.

Inclusive, aseguró que los cálculos hechos por la JCF, estiman que una vez pagados los créditos y cargos adicionales (si el estudiante toma 12 créditos por semestre) y utiliza la Beca federal Pell, le sobran 500 dólares por semestre.

Cuestionada si ese cálculo toma en cuenta los costos de compra de libros y materiales, el pago mensual de renta de hospedaje o de transportación, Jaresko contestó que depende de cada estudiante.

“Cada grupo de libros es único, cada semestre es único. Pero es una cantidad razonable para gastos. Puede ser que no sea suficiente, puede ser que tengas que tener un empleo a tiempo parcial mientras estudias, como muchas personas han tenido que hacer”, mencionó.

En cuanto a las exenciones de matrícula, se mantienen la de veteranos (la de sus dependientes no), algunos estudiantes del cuadro de honor y los asistentes de cátedra.  Los estudiantes que tienen alguna de las exenciones que fueron eliminadas (la de atletas, hijos de los integrantes de la Junta de Gobierno y empleados de la UPR), la mantienen.

Sobre el cierre de recintos, Jaresko mencionó que no hay necesidad de cerrarlos, siempre y cuando se consoliden unas funciones administrativas como finanzas, contabilidad y relaciones públicas.

De acuerdo a Jaresko, si la UPR implanta la totalidad del Plan Fiscal, para el año fiscal 2024 tendrá un sobrante de 20 millones de dólares. Por el contrario, si no toma las medidas, para el 2024 podría tener un déficit de 368 millones de dólares.