Investigan caso de agente que ultimó a tiros a hombre en Aguadilla

Este caso ha estremecido la Navidad de muchos.

Personal de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aguadilla investigan los hechos en el que un agente de la Policía ultimó a un ciudadano en medio de un altercado ocurrido a las 12:54 de la madrugada del miércoles en la carretera PR-2 kilómetro 123.0, cerca de una funeraria en el mencionado pueblo.

De acuerdo con la investigación, Raymundo González Candelaria de 56 años, quien labora en la División de Transportación del Área de Aguadilla conducía su Toyota Tacoma color gris del 2011 en compañía de su esposa Elsa Soto; su hija y sus padres, cuando fue impactado en la parte posterior por un Suzuki Steem color azul de 1995, conducido por Hernán Monroig Barreto de 41 años y residente en el barrio Galateo Alto de Isabela.

Según el informe, González Candelaria, quien lleva 24 años de servicio en la Policía, se bajó del auto al sentir el golpe y se desató un altercado con Monroig Barreto, quien utilizando un rotén color negro, lo golpeó en varias ocasiones y sufrió hematomas en el brazo izquierdo.

police

Las autoridades agregaron que el agente le dio comandos verbales a Monroig Barreto, pero éste no obedeció, por lo que desenfundó su arma de reglamento, una pistola Smith & Wesson, calibre .40 y le hizo tres disparos. El occiso fue alcanzado por las balas en el ojo derecho y en la parte superior de la tetilla izquierda, por lo que murió en el lugar.

Al lugar se personó el sargento Rolando Pérez Nieves, del Negociado Patrullas de Carreteras, quien inicialmente investigó el accidente de auto y dio conocimiento al agente Edictor Martínez Pérez de la División de Homicidios supervisado por el sargento Ariel Irizarry Cortés, quienes se hicieron cargo de la investigación en unión al fiscal Rufino Jiménez. La agente Marilyn Cortés de Servicios Técnicos fotografió la escena.

Los agentes Morales de la División de Investigación de Uso de la Fuerza (FIU en inglés) y Guilloty del Negociado de Investigaciones Criminales, (NIE) se unieron a la investigación.