Inician plan de prevención de choques

police1-72c50c9ed097c6042078d1d7349ac634.jpg

La Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) junto con la Policía Estatal y las uniformadas de ocho municipios dieron inicio a un plan de prevención de choques, que se extenderá hasta los primeros días de agosto, dirigido a evitar fatalidades y lesiones graves en las carreteras este verano a causa de conductores ebrios.

“Ante la magnitud de la movilización vehicular esta temporada a las playas y otras zonas de interés turístico en la Isla, emprendemos este esfuerzo educativo y disuasivo para comunicar a la ciudadanía sobre los riesgos de guiar en estado de ebriedad, a exceso de velocidad y en forma irresponsable. Estas son conductas negligentes que tienen una alta probabilidad de ocasionar la muerte a personas en nuestras vías públicas”, afirmó el director ejecutivo de la CST, José Delgado en comunicado de prensa.

Delgado añadió que la campaña, cuyo mensaje principal es “Guiar borracho, sobre el límite bajo arresto”, conlleva pautas de anuncios en prensa escrita, radio, televisión, Internet, redes sociales y otros medios tácticos. El mensaje busca alertar a los conductores y pasajeros sobre la responsabilidad que tienen de que este verano no se convierta en una desgracia que nunca debió ocurrir tomándose a tiempo medidas preventivas.

“La Policía de Puerto Rico, con el apoyo de la Policía Municipal de Guaynabo, Bayamón, San Juan, Toa Alta, Hatillo, Barceloneta, Yauco y Ponce implementará un operativo de bloqueos y patrullaje intensivo a nivel Isla para intervenir con los conductores ebrios y otros infractores de la Ley 22‑2000 de Vehículos y Tránsito. Vamos a utilizar todos los recursos educativos y disuasivos a nuestro alcance para que estos días de esparcimiento no se traduzcan en unos de luto familiar”, enfatizó Delgado.

Las estadísticas revelan que en 2014 fallecieron 304 personas en choques de tránsito, de las cuales 133 fueron atribuibles al alcohol. Esto representa el 44 por ciento del total de víctimas fatales en las carreteras del país el año pasado. En el período 2004-2014 hubo 4,399 fatalidades, 1806 o el 41 por ciento, fueron causadas por un conductor ebrio.