Ingeniero boricua descubre el diseño de la Gran Pirámide de Egipto

El ingeniero civil puertorriqueño Samuel Laboy diseñó el plano que posiblemente utilizaron los egipcios para la construcción de la Gran Pirámide de Guiza, lo que lo convierte en la única persona en realizar el diseño geométrico total de esta edificación, considerada como una de las Siete Maravillas del Mundo.

Laboy creó una figura a la que llamó “Símbolo Perfecto”, porque le permite conocer con exactitud cada una de las partes de esta pirámide, que data del año 2,570 antes de Cristo.

El símbolo consiste simplemente en un círculo, un triángulo y un cuadrado. “Al hacer eso, yo usé la teoría que usaban los antiguos de no usar números; solamente usé una regla y un compás”, explicó Laboy.

smboloperfecto449539622-a904e45f1a3f05a1864e31b4c1c38f02.jpg

En la primera etapa, el símbolo no tenía dimensiones, y Laboy decidió utilizar el número que veía por todas partes, como una señal de que era imperativo aplicarlo a su investigación. De esta manera, el ingeniero le asignó a la figura la altura de la multiplicación de 153 por Pi (3.14) y así obtuvo la única cifra necesaria para solucionar el misterio.

El resultado final le permitió identificar la ubicación de cada cámara y sus respectivas medidas. Este proceso lleno de casualidades lleva al lajeño a considerar su trabajo como un mandato para su vida.

Laboy, ganador del premio Manuel A. Pérez en tres ocasiones por su labor como servidor público, acepta que los 40 años que lleva estudiando las pirámides egipcias han venido acompañados de muchas dificultades.

reconocimientoasamuellaboy759110399-7c157dedd9a4c890252a60a9db3a3f3d.jpg

El reto más significativo ha sido enfrentarse a las teorías y dogmas establecidos por los egiptólogos, estudiosos de la civilización del antiguo Egipto.

No obstante, asegura que es una gran satisfacción poder probar con datos medibles que su trabajo es útil y real. “Si yo estuviera escribiendo una novela, consideraría botarla si a ti no te gusta, pero estoy bregando con números que cualquiera puede corroborar”, asegura el también fotógrafo e inventor.

Otra razón por la que Laboy disfruta su trabajo es por la importancia histórica que le reconoce. “Con el &#39Símbolo Perfecto’ pueden construir o reconstruir cualquier pirámide”, concluyó con orgullo