Informe de becas presidenciales podría ser demoledor para funcionarios de la UPR

A pesar de la negativa de la Junta de Gobierno en entregar el informe sobre los hallazgos e irregularidades cometidas, la tormenta de las becas presidenciales en la Universidad de Puerto Rico continúa intensificándose.

ELCALCE.COM confirmó que en efecto la Oficina de Ética Gubernamental ha recibido información sustancial relacionada al escándalo y se encuentran activamente investigando varios ángulos sobre las becas presidenciales.

“Confirmo que estamos investigando ese issue. Ha sido asignada a una abogada en particular en el área de investigaciones, que está realizando una extensa ronda de entrevistas y recopilando información sustancial. La investigación, culmina cuando la investigadora se sienta lista para rendir un informe, en ese sentido no puedo entrar en detalles sobre lo que está realizando pero eso puede incluir requerimiento de información y citación de personas para entrevista”, confirmó la directora de Ética Gubernamental, Zulma Rosario.

ELCALCE.COM supo que la investigación se está enfocando, entre otras posibilidades, en la teoría de la presión e influencia indebida que ejerció el saliente presidente de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, Jorge Sánchez, para lograr que su sobrina Mónica Sánchez fuera acreedora de la exclusiva ayuda académica. En el pasado este medio reveló la cercanía entre Sánchez y Francisco Rodriguez, decano de la Escuela de Arquitectura. Este último fue quien recomendó a la sobrina del funcionario, sin haber identificado la necesidad de su área de estudio en el Recinto. 

Todo el mundo sabía quién era la sobrina de Jorge Sánchez

Aunque ya se había rumorado la posible salida de Jorge Sánchez de la presidencia de la Junta de Gobierno de la Universidad, es posible que los hallazgos del informe se le hayan filtrado con anterioridad al funcionario, lo que provocó que acelerara su salida del organismo. 

img2777e52f5432118a50-77feabf3ed81f42572a0a195bb0599a5.jpg

Sobretodo cuando se sabe que el informe está listo desde hace varias semanas y la custodia del informe, Sandra Espada, es empleada de confianza y fue nombrada en ese puesto por Sánchez.

ElCalce.com supo que los examinadores tienen evidencia de una carta escrita a puño y letra por Mónica Sánchez, sobrina de Jorge Sánchez, donde le deja un mensaje al Rector del Recinto de Rio Piedras, Carlos Severino, avisándole que estuvo por su oficina para entregarle personalmente su información para su solicitud. Este medio supo que la carta, que la rectoría recibió y archivó, hacía referencia específica a que el presidente de la Junta de Gobierno le había indicado a Sánchez que fuera ver personalmente a Severino y que indicara que ella era su sobrina.

En la investigación realizada por este medio, se reveló que Sánchez no había sido recomendada inicialmente por el comité para ser acreedora de la beca, pero que el presidente de la Universidad, ejerciendo su discreción, decidió así otorgarle la ayuda.

ElCalce.Com también supo que los examinadores tienen en su poder varios correos electrónicos de becarios, como Carlos Andrés Pagán, cercano colaborador  de Antonio García Padilla, donde presiona intensamente a a la administración universitaria para que le concediera la beca. De hecho, según supo este medio, el informe contiene cartas de recomendación realizadas por los propios solicitantes de la exclusiva ayuda universitaria, donde funcionarios prestaron su firma pero no fueron redactadas por ellos.

Incongruencias a granel

Los examinadores que estuvieron investigando el asunto de las becas presidenciales cuestionaron intensamente las versiones públicas de los funcionarios universitarios versus la evidencia que han obtenido.

sie7e3-7af68f6969c8c34da684bb0ace2761b5.jpg

ElCalce.com supo que el presidente de la Universidad, Uroyóan Walker, fue cuestionado sobre su expresión de que el informe del Comité evaluador sobre las becas le había entregado un informe con los nombres tapados, cuando luego ante los oficiales examinadores dijo que el documento no estaba censurado, contradiciendo su versión pública de que en efecto el desconocía sobre los solicitantes.

Además, cuestionaron las recomendaciones que se hicieran para las becas, en específico para Carlos Andrés Pagán, por el proceso irregular que se siguió para la misma.

Entre los hallazgos que podría contener el informe, se apunta a que los examinadores concluirán que la Universidad y sus funcionarios siguieron un proceso irregular a la hora de otorgar estas ayudas, y harán recomendaciones específicas sobre como modificar los procesos de la otorgación de esta beca, que podrían incluir una recomendación específica a los fines de limitar y/o eliminar la discreción que tiene el Presidente de la Institución en aprobar o no estas ayudas.