India suma casi 10,000 nuevos casos de coronavirus en un solo día

Esto va pa' largo...

El número de nuevos casos de coronavirus en India continuó su rápido incremento el miércoles, con casi 10,000 contagios en las últimas 24 horas, según las autoridades.

El repunte se produjo mientras el gobierno sigue adelante con la reapertura de restaurantes, centros comerciales y lugares de culto en la mayoría de sus estados tras una cuarentena de más de dos meses.

El gobierno ha ya restaurado parcialmente los servicios de tren y los vuelos nacionales y permitió que tiendas y fábricas reanuden su actividad. El metro, los hoteles y las escuelas y universidades siguen cerradas en todo el país.

El Ministerio de Salud reportó el miércoles 9,985 nuevos casos y 274 decesos en 24 horas. India tiene un total de 276,583 positivos, la quinta nación con más contagiados, y 7,745 fallecidos.

Se cree que los datos reales, como en el resto del mundo, son bastante más altos por una serie de razones, incluyendo el acceso limitado a las pruebas diagnósticas.

India, con 1.300 millones de habitantes, ha realizado más de 4.9 millones de pruebas, con más de 140,000 personas testadas al día.

Los estados de Maharashtra, Tamil Nadu y Nueva Delhi son los más afectados del país con 90,787, 34,914 y 31,309 positivos, respectivamente.

Corea del Sur, por su parte, ha reportado 50 nuevos casos de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y las autoridades empezaron a exigir que clubes de ocio nocturno, karaokes y gimnasios registren a sus clientes con códigos QR para smartphones para facilitar su localización cuando sea necesario.

Malasia reanudó casi todas sus actividades económicas y sociales el miércoles luego de que casi tres meses de confinamiento lograron rebajar las infecciones. Los malayos pueden viajar dentro del país e ir a peluquerías o a mercados callejeros, mientras que las clases y las actividades religiosas se reanudarán de forma gradual. Según el gobierno, la fase de “recuperación” alargará hasta agosto y ciertas prohibiciones seguirán vigentes.

Por su parte, China dijo que sus tres últimos casos de coronavirus procedían del extranjero. El miércoles no reportó nuevos decesos y solo 55 personas seguían en tratamiento por la enfermedad. Otras 157 estaban siendo vigiladas en aislamiento por padecer el virus o dar positivo sin mostrar síntomas.