Héctor Martínez: "El aislamiento en una cárcel no existe"

Sostiene que ante la amenaza de la pandemia, la liberación de reos es un acto humanista

El senador Héctor Martínez urgió de la gobernadora Wanda Vázquez, que evalúe desde una perspectiva salubrista y de protección ciudadana, sus recomendaciones de liberar reos para evitar el colapso en las cárceles a causa del coronavirus.

Martínez insistió en que el Departamento de Corrección y Rehabilitación no cuenta con los recursos, el personal o las facilidades médicas necesarias para hacer frente a un posible contagio de coronavirus en una población penal de sobre 8,500 confinados.

“Estoy seguro que si tuvieran que aislar a posibles contagiados, tendrían menos de diez camas. Y si tan sólo se contagia el 1%, o sea un total de 80 confinados, la gran mayoría tendría que ser trasladado a los hospitales, con la garantía de cuando menos tengan cerca a un oficial de custodia para evitar fugas o cualquier atentado contra ellos”, afirmó el senador.

Indicó el legislador que la Constitución le impone al Estado la rehabilitación y reintegración del confinado a su comunidad, y esto incluye proteger su vida, salud y dignidad humana.

Martínez fue específico en las recomendaciones que entiende la Gobernadora puede acoger de una manera preventiva, de seguridad institucional, como de sensibilidad humana. Entre estas sugirió: otorgar el privilegio de libertad condicional a aquellos confinados que están en custodia mínima; los que no representen riesgo para la comunidad; aquellos que no tengan querellas de disciplina; a los que le reste poco tiempo para cumplir su sentencia; casos encarcelados por incumplimiento de ASUME; reclusos mayores de 65 años; con problemas del pulmón, con prognosis de vida de un año o enfermedades terminales, y que sean referidos mediante certificación de un médico del Departamento de Corrección.

“Tenemos que visualizar al sistema correccional como lo que es: todos junto a todos. El aislamiento en una cárcel no existe. Todo el mundo en una celda, en un módulo donde conviven cuando menos 30 reos”, detalló.

Más aún, Martínez recordó que a esta grave situación se añade la salud y seguridad de los oficiales correccionales que trabajan en las mismas áreas de la población. “El contagio hasta para la libre comunidad y en sólo días, sería exponencial”, afirmó.

Por ello, Martínez sentenció que las propuestas que ha sometido al análisis del Ejecutivo son sólo una herramienta más de cómo enfrentar las ramificaciones y graves repercusiones del Covid-19 en todos los ámbitos de la vida. “En el sistema penal hay siempre cuarentena, porque nadie puede salir. Pero el distanciamiento social no se da jamás, ni cuando existen desavenencias o riñas entre grupos”, añadió Héctor Martínez.

Igualmente, el senador Martínez también le hizo un llamamiento a la Gobernadora y a la Junta de Supervisión Fiscal, a que realicen una transferencia de fondos de emergencia a Corrección para la compra de guantes, mascarillas, “hand sanitizer”, entre otro equipo de protección para los oficiales de custodia, que son los custodios de la ciudadanía en este renglón de la seguridad pública.