Arqueología: Traducen hechizo de amor egipcio de hace 1,800 años

La arqueología nos sorprende con la traducción de un hechizo de amor que parece invocar espíritus y al mismísimo Anubis. Entérate de todo aquí.

La arqueología no solamente se trata de encontrar fósiles de dinosaurios o al siguiente eslabón perdido de la evolución humana. También se encarga de descubrir cómo eran las costumbres antiguas. Justo como lo que veremos a continuación

Amor en los tiempos de Anubis

En Egipto el amor también existía, no solamente era un lugar de plagas y serpientes que se convierten en bastón (o al revés). Sino que tenía su propia cultura y sus propios problemas sociales como todas las demás culturas y sociedades. De igual manera se creía en la magia y recientemente se logró traducir un hechizo de amor de más de mil 800 años de antigüedad.

Este conjuro nunca se había logrado interpretar desde que fue encontrado en el año de 1924. Está escrito en “demótico” un sistema de escritura que no se vio sino hasta la última etapa del Antiguo Egipto.

El hechizo de amor intentaba que un hombre llamado Kephalas sintiera un deseo incontrolable por una mujer de nombre Taromeway. Además contiene un dibujo del dios Anubis disparando una flecha a un dibujo de Kephalas desnudo.

Egipto arqueología amor

El hechizo es bastante explícito y al parecer podemos ver que se invocaba a un espíritu de un hombre. Este le pedía “el noble espíritu del hombre de la necrópolis” cosas muy intensas como las siguientes:

  • Que tenga ansiedad al mediodía, por la noche y en todo momento.
  • Sus órganos masculinos persigan a los órganos femeninos de Taromeway.
  • Que no haya otra mujer en la Tierra a la que él desee o persiga que no sea ella.

Algo interesante es que Kephalas es un nombre proveniente de Grecia mientras que Taromeway sí era de Egipto. Esto demuestra que había relación entre ambas culturas.