Hackean Secretaría de Economía en México y suspende sus servicios

La Secretaría de Economía de México confirma ataque cibernético a sus servidores. Como medida precautoria suspende sus trámites en línea.

Volvió a suceder. Han hackeado una de las instituciones más importantes para el gobierno de México. Hace algunos meses ya Petroleos Mexicanos (PEMEX) fue víctima de un grave ataque cibernético cuyas consecuencias reales aún se desconocen. Ahora la Secretaría de Economía pasó por lo mismo.

Según reporta la agencia informativa Reuters, la instancia pública ha confirmado que sufrió un ataque cibernético a sus servidores durante la mañana del pasado domingo 23 de febrero de 2020.

Lo que habría obligado a una publicación express en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para notificar sobre el cese indefinido de sus servicios:

economía

En su momento esta fue la primera confirmación oficial del hackeo. Pero duró poco tiempo ya que la publicación del DOF fue eliminada. Repitiendo más o menos la secuencia de exposición y disimulos que sucedió igual con PEMEX.

Sin embargo, ayer 24 de febrero, la propia Secretaría de Economía lanzó un comunicado oficial, confirmando el hackeo a sus sistemas, minimizando el riesgo del daño provocado, pero anunciando la suspensión indefinida de sus trámites como medida precautoria:

Hackers México

Cabe destacar que la información sensible de la Secretaría y de sus usuarios no se vio comprometida. Sin embargo, como medida de precaución, la Dirección General de Tecnologías de la Información (DGTI) solicitó a los proveedores el aislamiento de todas las redes y servidores. La capacidad operativa será reestablecida de forma segura, paulatina y controlada.

Después de realizar una revisión exhaustiva, se identificaron afectaciones en algunos servidores de la Secretaría. Los servicios impactados fueron principalmente los de correo electrónico y servidores de archivos.

En el comunicado también se señala sobre la publicación en el DOF, disponible eventualmente en su versión impresa.

Es probable que el impacto real del hackeo aún esté por conocerse.