Hacienda inicia auditorias a organizaciones sin fines de lucro

El secretario del Departamento de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez, informó que el Negociado de Auditoría Fiscal comenzó a enviar avisos a más de 40 Organizaciones Sin Fines de Lucro (OSFL), para iniciar el proceso de auditorías y determinar si están cumpliendo con las condiciones que establece la ley y por las cuales reciben un trato contributivo especial.

Zaragoza Gómez explicó que algunas de estas instituciones utilizan certificaciones otorgadas desde 1968 y nunca se ha validado si llevan a cabo la actividad original y en efecto sus operaciones son sin fines de lucro.

“Como había mencionado, estamos comenzando un proceso de auditorías con una muestra de más de 40 OSFL, seleccionadas en más de 25 municipios. Este primer grupo incluye principalmente colegios e instituciones educativas y centros de servicios de salud”, dijo el funcionario.

Agregó que para 2013 un total de 10,171 OSFL presentaron planillas informativas “y nuestra intención es comenzar a auditar para corroborar, entre otras cosas, si tienen certificado como entidades libres del pago de contribuciones e impuestos y si cumplen con ese status”.

Las OSFL son entidades, incorporadas o no incorporadas, dedicadas a la prestación de servicios que bajo el Código de Rentas Internas cualifican para una exención de contribución sobre ingresos.

Por ejemplo, entidades con fines caritativos, literarios, científicos, educativos, organizaciones profesionales y ciertos clubes o asociaciones fraternales y benéficas pueden solicitar dicha exención sujeto al cumplimiento de los requisitos.

giphy12-1b0d76ac5ad1b071ca078c8343e7019f.gif

Para tales propósitos la entidad tiene que presentar ante el Secretario de Hacienda una solicitud de exención contributiva.

El secretario explicó que en esta esta primera etapa se asignará un auditor por caso y luego se unirán al proceso auditores destacados de otras agencias de gobierno.

Indicó que el tiempo que tome cada auditoría dependerá de los hallazgos individuales.

“Cada auditoría es particular. Puede haber organizaciones con toda su información disponible y otras necesitarán más tiempo para presentar la documentación que se les requiera. También dependerá de los hallazgos y de la agilidad con que se resuelvan”, sostuvo.

giphy21-2fedb1f1ea6ff8e7eb9e681ae9996076.gif

Según el secretario, “si al terminar el proceso las partes no llegan a un acuerdo, el contribuyente tiene la oportunidad de solicitar un vista administrativa o acudir al Tribunal de Primera Instancia. Por otro lado, si mediante la auditoría se determina que la institución no está cumpliendo con el fin que se fundó, podríamos recomendar que la corporación cambie su estatus a tributable, y si se determina que se revocará su condición como OSFL, la corporación tendría que tributar desde el primer año de su fundación”.

Otra parte del plan de trabajo incluye verificar las organizaciones que han solicitado exención contributiva y no rinden la Planilla Informativa de Organización Exenta y a los contribuyentes que solicitan la exención y están llenando planillas como exentos sin terminar el proceso.