Habla la hija de Vico C sobre su relación con Juanma: "Se creía dueño de mi cuerpo"

Pide que le caiga todo el peso de la ley tras lo ocurrido con "La Peki"

mara

La expareja del exboxeador Juan Manuel López "Juanma", Marangely Rivera, se expresó a través de sus redes sociales sobre lo sucedido con quien fue su expareja y la influencer Andrea Ojeda "La Peki" quien lo acusó de maltrato físico.

En un largo escrito, Rivera quien es hija de Vico C expresó que cuando estuvo con el exboxeador este nunca la agredió, sin embargo tuvo econtronazos con este quien le gritó una vez y se creía "dueño de su cuerpo".

Rivera explicó que hace un año y ocho meses terminó su relación con Juanma López y con poco tiempo este comenzó una relación con Andrea Ojeda "La Peki" y que estos llegaron a realizar expresiones en un "live" sobre ella. Sin embargo se solidarizó con lo que pueda estar pasando "La Peki" en estos momentos.

También indicó que escuchar a Juanma en el video donde amenaza de muerte a "La Peki" le puso la piel de gallina y pidió que le caiga todo el peso de la ley al exboxeador.

Aquí sus expresiones: 

"A raíz de lo sucedido actualmente con Juan Manuel López ,mi ex-pareja, demasiadas personas me están escribiendo, enviando mensajes, imágenes y algunos preguntándome impropiamente cosas acerca de mi relación con él. Yo NO TENGO que dar explicaciones, sin embargo siento la necesidad de hacer estas únicas expresiones.

Hace un año con 8 meses decidí terminar una relación de tres años con este señor. Juan Manuel es una persona con muchos atributos, los cuales en su momento me enamoraron. Mientras estuvo conmigo pude ver su lado humano, su humildad, una persona muy servicial, nunca tiene un no para nadie, sentido del humor y algo que me atrapó fue su paternidad para con sus hijos. Lamentablemente el tiempo pasó, y descubrí los problemas que tiene; problemas psicológicos, de ansiedad, infidelidad, mucha inseguridad, alcoholismo, depresión expresada con agresividad, machismo y sobre todo era una persona muy controladora.

Yo, como muchísimas mujeres, pensé que lo podía reformar. Pensé que “le quitaría esas manías”. Antes de estar con él, NUNCA fui una mujer de baja autoestima, siempre he expresado lo que siento y pienso sin ningún tapujo con cualquier pareja, pero en esta relación poco a poco fui minimizando esta parte de mí. Me fui apagando. Siempre le hice frente, pero terminé poco a poco cediendo para evitar conflictos con él. ¡Qué peligrosa es la costumbre, la conformidad y la comodidad!

El señor Juan Manuel López nunca me golpeó. Solo en una ocasión se me forcejeó por unos segundos, pues se creía dueño de mi cuerpo. Y en solo una ocasión me gritó y yo le dejé bien claro que esa era la primera y última vez que lo haría y así fue.

Nunca nos acoplamos, pero yo me enamoré de un concepto de familia. Yo me encariñé demasiado con sus hijos y me conformé demasiado hasta que un día decidí pensar en mí y terminé la relación.

Poco después comenzó su relación con Andrea. El no tenía donde vivir ya que vivía conmigo y estábamos comenzando la pandemia. Ambos se pasaban haciendo lives, proyectando una imagen de “felicidad”, hasta llegaron a hacer expresiones despectivas de mi persona sin motivo y sin razón que no fuera llamar la atención. Yo me mantuve tranquila y reservada por el amor y respeto que le tengo a sus hijos y porque no me interesa participar del circo mediático que en Puerto Rico hacen por todo.

Sané, me rescaté, ME PERDONÉ, salí de una relación que apagaba mi brillo. TUVE SUERTE.

Yo no me considero una víctima porque todo lo que pasó yo lo permití y me hago responsable de ello. Tampoco lo veo como “Karma” pues a pesar de que no me simpatiza Andrea, sigue siendo UNA MUJER. Y no me da nada de gracia que por “karma” ella haya sido golpeada o asesinada. Seamos empáticos y serios con este tema. Ninguna víctima de violencia física es responsable de su abuso.

De ninguna forma minimizo el maltrato físico hacia Andrea. A Juanma que le caiga el peso de la ley y la justicia. Mi relación con él no fue para nada así y francamente escuchar un “te voy a matar” de su boca me puso la piel de gallina y emocionalmente no estoy muy bien. Ese no es el Juanma que estuvo conmigo. Eso es producto de los problemas de celos, inseguridades, faltas de respeto y en definitivo alcohol que ellos como pareja habrán tenido.

¿Porqué me expreso?

Porque pensé que había sanado, y pensé que había pasado la página de esta mala experiencia pero no. Algo tengo en común con Andrea; y es que muchas mujeres me siguen, me escuchan, es MI RESPONSABILIDAD serles sincera. Si me hago llamar una educadora, feminista y apoyo la educación con perspectiva de género (que uno de sus propósitos es erradicar la violencia machista), se siente muy egoísta no hablar de mi propia experiencia.

Al parecer a Dios no le da la gana que mi vida sea “privada” por más que trate.

Hoy quiero decirle a todas las mujeres o personas en una relación tóxica que me leen; VETE DE LA PRIMERA. La persona que es violenta, machista y controladora NO VA A CAMBIAR. Tu no eres un centro de rehabilitación, tampoco eres una propiedad, eres un ser humano que merece RESPETO. Mereces alguien que te sea fiel, que no te maltrate, que no te engañe, que no se crea dueño tuyo. QUE TE DE PAZ. No todo lo que brilla es oro. Conoce a la persona primero, no empiecen relaciones a lo loco. No hay prisa. Si tu no te amas y te valoras ¡no esperes que tu pareja lo haga por tí!

Y si eres tú la persona machista y violenta; busca ayuda RUSH!

1f6a8-698879ae3b2246f90eec2c1676b1581f.jpg

¡Basta ya de la violencia!

Ahora, solo pido respeto, espacio. Para mí y para sus hijos que no tienen culpa de sus irresponsabilidades. No voy a hablar más del tema"