¡Golpe plenero en el RUM! "La beca no da... Y tú lo sabes Jaresko"

"Y el Presidente con su sueldo de lujo..." es otro de los versos en esta denuncia a son de plena que zumbaron en el Colegio.

“La beca no da” fue el estribillo que sirvió de antesala a la asamblea estudiantil del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) pautada para el jueves, 11 de octubre a las 10:30 a.m. Al ritmo de plena, el movimiento estudiantil y el colectivo docente PROTESTAmos (Profesorxs Transformándonos en Solidaridad Tornada en Acción) denunciaron las graves consecuencias que los recortes presupuestarios y el alza en la matrícula acarrean para los estudiantes universitarios actuales y futuros, especialmente los más desventajados en términos socioeconómicos.

“Sí, sí, dicen que la beca me da, unjú, sí, sí, dicen que la beca me da. No me da ni pa’ empezar, tengo que hacer mis desmanes, nos quieren descalabrar, la Junta y sus cangrimanes”, versa la plena, que fue estrenada en Radio Colegial (programación radial estudiantil del RUM) en la tarde del 10 de octubre y ha estado circulando ampliamente en las redes sociales desde entonces.

La asamblea estudiantil del RUM discutirá los informes de los representantes estudiantiles ante la Junta de Gobierno de la UPR y ante el Comité Multisectorial de Reforma Universitaria, una iniciativa multicampus encaminada por estudiantes, docentes, no docentes y representantes  comunitarios comprometidos con la labor de diseñar una reforma universitaria participativa, colectiva y a tenor con lamisión universitaria de servir al País y  sobre todo a sus sectores más desventajados.

El hashtag #LaBecaMeDaUnjú ya circula en las redes sociales del País para acompañar la plena escrita por el Dr. David González, catedrático de la Facultad de Ingeniería del RUM e integrante de PROTESTAmos, en colaboración con el movimiento estudiantil del RUM. Leró Martínez Roldán musicalizó la pieza y le dio voz a la protesta rítmica basada en las experiencias de estudiantes del sistema UPR que reciben becas federales para costear sus estudios, pero no consiguen solventar sus gastos con dicho estipendio.

“Un presupuesto fatulo, en su contabilidad, subestima el hospedaje, y mi comida, mamá. Sí, sí, dicen que la beca me da,” continua laplena de protesta de UPRM.