Gobierno saudita pidió perdón por luchadoras en transmisión de WWE

Macharranería saudita. La Autoridad General de Deportes del Reino de Arabia Saudita pidió perdón por la aparición de mujeres en una transmisión de lucha libre.

La World Wrestling Entertainment (WWE) tuvo un programa de lucha libre en el estadio de Aljawhara en la ciudad de Jeddah el viernes pasado, llamado The Greatest Royal Rumble, para el beneplácito de los kayfanes sauditas.

Hombres y mujeres fueron al evento, aunque a ninguna luchadora se le permitió participar en las "peleas". De hecho, la emisora del Estado tumbó la señal del evento a nivel local cuando apareció material de promoción de la WWE con mujeres.

El pietaje rodó en monitores gigantes alrededor del estadio Aljawhara.

La Autoridad de Deportes – algo similar al DRD, pero con muchísima más tolta – pidió disculpas por lo que describió como "escenas indecentes".

dasmelw4aasxb0-2d2380ac5375823b6723eebbc88da161.jpg

La Greatest Royal Rumble incluyó diez luchas, entre ellas una de 50 "superestrellas" de la WWE. En el cartel no se incluyó ni una lucha entre mujeres.

Es irónico, pues en los pasados años la WWE ha visto avanzar su política con respecto a la igualdad de género, con inclusión de batallas campales femeninas en enventos como Wrestlemania y la Royal Rumble original.