"Gimnasio seguro": DRD inspecciona instalaciones de entrenamiento

El secretario del Departamento de Recreación y Deportes, Andrés Waldemar Volmar Méndez, inició hoy una serie de visitas a gimnasios, como parte de la campaña "Gimnasio Seguro", la cual busca orientar a dueños de gimnasios y entrenadores personales, sobre los permisos y licencias que otorga dicha agencia por ley, para la operación de gimnasios, y la práctica de entrenamiento físico en Puerto Rico.

image10-9e9d77af2939c8948b204a32271c61b5.jpg

Los tres gimnasios visitados hoy cumplieron con la debida permisología y licenciaturas de sus entrenadores, por lo que son catalogados como seguros para sus clientes. Estos fueron:Olympus Fitness en Levittown, SpartanFit en la Avenida Kennedy, San Juan y el gimnasio LIV en el Condado, San Juan.

“En el dia de hoy dimos paso a la primera fase de la campaña Gimnasio Seguro, con visitas de orientación a diferentes gimnasios, esto para verificar si precisamente, tanto sus propietarios como sus entrenadores, cumplían con el reglamento #7329 del 2007 y #7611 del 2008, los cuales regulan la operación de este tipo de negocio y las licencias a sus entrenadores.

Los tres gimnasios visitados cumplen con estos requisitos, por lo que exhortamos a la ciudadanía a que respalden los establecimientos que cumplen con la ley en términos de seguridad”, sostuvo el funcionario.

image3-042b330ad509b1296ccc4e879858448c.jpg

Volmar Méndez enfatizó nuevamente en el objetivo de la campaña y los beneficios de la misma para con los dueños de gimnasios, sus entrenadores y sus clientes. “Garantizar la seguridad y la salud de la ciudadanía es parte de nuestra responsabilidad dentro de la política pública de nuestro gobernador Ricardo Rosselló y nuestra administración. Por años la ciudadanía hacía un reclamo al Departamento de Recreación y Deportes para atender esta situación, pero no se había logrado con éxito, a pesar de los múltiples intentos. Nuestra intención no es ser punitivos; queremos ser facilitadores y mejorar los procesos para que todos cumplan con la ley.

Los propietarios de gimnasios que no cumplan con el reglamento para su operación, se exponen a multas desde $5,000 a $10,000. Mientras, los instructores de aptitud física que ofrezcan sus servicios sin la debida licencia del DRD, se exponen a una multa de $1,000 en su primera infracción, hasta $5,000 en la segunda.

Los interesados en recibir orientación sobre dicha campaña, pueden llamar al Instituto Puertorriqueño para el Desarrollo del Deporte y la Recreación o a la Comisión de Seguridad, a los teléfonos 787-721-2800, extensiones 4329, 4161,4162 y 4163, de 8:00 a.m a 4:30 p.m.