Francisco Lindor se juntó con los niños en la comunidad Villa Marina

Francisco &#39Paquito&#39 Lindor no había llegado a la escuela elemental de la comunidad Villa Marina, en Gurabo, y ya el director del plantel, Inti Santiago Nieves, lloraba de emoción al ver cómo se multiplicaba la alegría entre su matrícula de poco más de 250 estudiantes.

Para el profesor Santiago Nieves la visita del campo corto de los Indios de Cleveland a la escuelita donde el jugador de Grandes Ligas se graduó en 2005 no solo representó un honor sino que, en términos sociales, sirve para resaltar el valor de la escuela púbica en el marco de la incertidumbre económica que atraviesa el país.

img2289-174012c59b2bb4d2bcf0a23e456ff888.jpg
Francisco Lindor junto al director de la escuela Villa Marina, Inti Santiago. (José Encarnación)

"Esto nos emociona mucho porque con todo lo que estamos viviendo con el Departamento de Educación (DE), los cierres de escuela y los retos en el magisterio, esto sirve para que el país sepa que de las escuelas públicas y de la comunidad sale gente grande como Francisco Lindor. En estos tiempos difíciles su visita nos motiva a seguir luchando para que el país sepa que el trabajo aquí se hace bien", dijo —entre lagrimas— el líder académico.

Lindor compartió en la mañana de hoy con niños y niñas de la comunidad escolar gurabeña y aprovechó su estadía en la isla para reencontrarse con algunas memorias de su infancia. Asimismo, el macanero y guante seguro de los Indios se dirigió a los presentes para llevar un mensaje positivo.

img2294-1a1e820872eb617fbe22ac22c4ab4cd5.jpg
Francisco Lindor junto al director de la escuela Villa Marina, Inti Santiago. (José Encarnación)

"Yo era el nene que no se estaba quieto, el negrito que estaba pa&#39 arriba y pa&#39 abajo, que no se callaba [entre risas]. Quiero decirles que los sueños se hacen realidad. Escuchen, escuchen siempre a los maestros", manifestó Lindor, quien en un aparte con los medios de comunicación se mostró emocionado por la oportunidad de compartir con la niñez del país.

"Estoy agradecido por el recibimiento, muy contento. Para mí es un honor estar aquí y quiero que sepan que los quiero mucho", añadió.

La madre de Lindor, María Serrano, dialogó con El Calce y, evidentemente emocionada, no perdió tiempo para resaltar algunos de los tantos recuerdos de su hijo en sus primeras andanzas en la vida.

img2308-a569890de6cf3314926cd5cf929aee21.jpg
Francisco Lindor junto a su madre dirigiéndose a la prensa. (José Encarnación)

"Verlo en este ambiente me trae tantos recuerdos que no sé qué decir. Verlo caminar por aquí entre los niños después de tanto tiempo es muy emocionante, porque aquí, en esta escuelita, fue que él estudió. Siempre tengo presente cuando el municipio de Gurabo me lo premió por ser un deportista ejemplar con apenas seis o siete añitos. Ese fue como el inicio de tantas cosas. De eso pasamos a cuando me lo pidieron presta&#39o la primera vez para irse a jugar unas mundiales en Texas. Después de eso lo demás es historia. Ahí lo tienen", sostuvo orgullosa la progenitora.

Presentes Javier Vázquez y Bobby Bonilla 

Por otro lado, los exgrandesligas Javier Vázuqez y Bobby Bonilla dijeron presente en Gurabo. Ambos reconocieron el gesto de Lindor y afirmaron que este tipo de ejemplo es a lo que todo atleta profesional debe aspirar.

img2277-b373656654b65e119d525039942c6c85.jpg
Francisco Lindor compartió con niños y niñas de la escuela Villa Marina en Gurabo. (José Encarnación)

"Esto es super importante. Para nosotros en la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas es muy importante que los jugadores mantengan un vínculo con las comunidades que los vieron crecer y donde comenzaron a formarse. Es bien gratificante ver a los niños viendo a Lindor de cerca. Eso los motiva y contribuye a su deseo de seguir adelante",  indicó Vázquez, quien estuvo activo 14 años en Las Mayores.

"Aquí lo importante es entender que el deporte no es solo juego, es mucho más que el juego. El deporte es disciplina, compañerismo, comunidad y una visión genuina de lo que es un equipo. Ahí tienes el ejemplo de Lindor. A mí siempre me ha gustado buscar la forma de incluir en esta reflexión la figura de los padres y las madres. Porque además de los niños son ellos los que tienen la responsabilidad de guiar el desarrollo de los hijos. Es importante que los padres estén ahí", añadió el boricua, no sin antes puntualizar la importancia de la educación pública.

img2296-ba574b79b9083106eda2355375e3c2e7.jpg
Francisco Lindor compartió con niños y niñas de la escuela Villa Marina en Gurabo. (José Encarnación)

Igualmente, Bobby Bonilla elogió al miembro de la selección nacional y aseguró que este tipo de actividades deben seguir dándose para beneficio de los puertorriqueños y de las comunidades que buscan echar su gente hacia adelante.

"Es muy bonito ver a Lindor regresar a la comunidad y darse a la gente, a los niños. Él es un ser humano tremendo. Puerto Rico recibió un golpe muy duro con dos huracanes consecutivos y definitivamente este tipo de gestos con la comunidad es de un valor incalculable. Los peloteros de Grandes Ligas tienen que volver a sus raíces y Lindor es un ejemplo de ello. La vida no puede girar en torno a uno solamente. Necesitamos más de esto en Puerto Rico y sé que así va a ser", sentenció Bonilla.

Junto a Lindor, los boricuas Roberto &#39Bebo&#39 Pérez, José Orlando Berríos y Eddie Rosario estarán activos a partir de mañana en la serie entre los Mellizos de Minnesota y los Indios de Cleveland. Ambos partidos de la serie están programados para las 7:10 de la noche.