Fofé, el imaginario orgiástico y "luz y vellos al final del túnel"

Fofé y los Fetiches soltaron un video hace unos días. Se llama &#39No Hables de Mí’.

Dale play.

https://www.youtube.com/watch?v=UGUrRUJWTIc&feature=share

Ante esta lujuriosa lucidez audiovisual había que hablar con Fofé y lo conseguimos el día después de que Bad Bunny exhortó al mundo a aceptarse con la genitalia pelúa o no.

"Pude ver luz y vellos al final del túnel", resumió sobre este insigne momento de Benito Antonio.

En fin, el cantante se botó. Habló de la evolución natural en el siglo XXI, de batallar para defender el derecho a quererse y restrujarse con quién sea y de lo que tienen en el esfínter algunos políticos. ¡Llamen a Tata y a Johnny, que Fofé les dio un shoutout! En fin, ahí va eso: a calzón quitao&#39, con Fofé.

giphy21-10e92fad52681dbe75f3510754f73126.gif

El Calce: Saludos, Fofé. ¿Qué es este gozo suyo nuevo? ¿De qué se trata?

Fofé: Es mí nuevo sencillo para el verano. Es un tema que escribo junto al compositor Leo García en una noche de juerga en Buenos Aires. Es una canción que celebra la libertad de no saberse y de aceptarse tal y cual sin cuestionamientos ni cargos de conciencia. Mí línea favorita del tema es la que dice: “si te sudas entre hombres o te mojas de mujeres confusión es solución nadie tiene que entenderse, hay que aceptarse sin saberse”. Es visceral y sexual pero inspirada en el canibalismo que presenciamos en la obra El Perfume de Patrick Suskind.

El Calce: ¿Y ese video, Fofé?

Fofé: El vídeo lo dirige Christian Suau y lo produce María de Azua, casi ná. En el vídeo nos comemos los unas a las otros. Y puedes notar una celebración a los cuerpos en diferentes formas, tamaños y generaciones.

El Calce: Ven acá, ¿y ese título?

Fofé: Es una afirmación de no escandalizarse ni hablar mierda los unos de los otros porque veamos que las preferencias sexuales y corporales de cada cual parezcan diferentes a las nuestras. El otro día, Bad Bunny acaparaba las redes sociales defendiendo el derecho a dejarse los vellos del cuerpo crecer libremente y a aceptarse tal cuales somos. Tampoco condenaba a quien opta por afeitarse, sólo criticaba la esclavitud de hacerlo por presión de grupo. Yo encontré afinidad con la propuesta que expuso en este tema de inclusión y aceptación. En esta generación nueva pude ver luz y vellos al final del túnel. Pero retomando el tema de mí canción, voy un poco más allá porque celebro la libertad para restrujarse con quien a uno le de la gana y le exite no importa sea hombre o mujer. 

30656446101551228485160123418004332553758534n-ff5cabaadbfc0dbf35def9c5c3b36c81.jpg

El Calce: ¿Tú crees que en Puerto Rico ya estas barreras que siempre has buscado romper con tu música, crees que ya esas barreras se están cayendo? ¿O vence el fundamentalismo religioso y los opositores a las libertades sexuales y la educación de género? Es que se nota un constante fortalecimiento en los vínculos religiosos-gubernamentales…

Fofé: Veo que las generaciones jóvenes tienen menos issues aceptando y comprendiendo. Que por eso los sectores fundamentalistas se aprietan los cinturones y son cada día más agresivos, porque ven que lo que tanto han reprimido por años, no son issues tan fuertes para estas nuevas generaciones no son issues tan fuertes. Toda esta tendencia adepta a la fluidez de géneros, y aceptación y adaptación natural de conductas típicas de un género u otro en la psiquis y conducta normal de la juventud, [para mí] es un indicio de revolución y evolución social. Las vertientes conservadoras del Siglo XX se sienten amenazadas y por eso las vemos cada vez más represivas y violentas. Por eso las Tatas Charbonier y los Johnny Méndez de la vida que andan con un palo dentro’ el cul*, juzgando y criticando a todo lo diferente a su conceptualización de normal. Eso.

El Calce: Eso de que la música independiente está en crisis, de que si hay que batallar con el sistema, ¿ves eso como un cliché o es una realidad todavía?

Fofe: Hay que simplemente ser. Libremente ser. Pero hay que batallar contra el sistema mientras personas retrógradas y represivas ocupen los puestos de poder. ¡Claro que hay que batallar y ahora más que nunca! Ahora más que nunca hay que visibilizarse, en la música y expresiones artísticas más, porque es nuestra manera de revelarnos contra este último aleteo de los sectores conservadores y derechistas. El mundo se adentra cada día en el siglo XXI. Es normal que los símbolos del pasado se encabronen y quieran cambiar el curso de la evolución natural. Por eso Trump y el comeback de las políticas de represión. Es como un último intento por imponerse, un intento que incluye la fuerza. Son momentos críticos donde nos toca defender todo aquello por lo que nuestras generaciones progresistas lucharon durante el siglo pasado y el camino que ya habían avanzado.

32768271101551899272110128629434942364844032n-ced94cbc7222fdff8b8640632da99c8b.jpg

Esta gente lo quiere cortar de raíz, pero no será posible porque ya la evolución social esta incrustada en la psiquis de las nuevas generaciones. El reto está en hacerles entender a los nuevos que todo eso que para ellos es natural y lógico es producto de luchas y que ahora está en peligro porque quienes imponían sus criterios se ven amenazados y quieren volverse a imponer violentamente.

Por eso me expreso como me expreso en este tema, celebro ser la fiesta de mi mente. Y en el vídeo tomó recursos del imaginario orgiástico, de la experiencia religiosa nivel éxtasis. Es una celebración de cuerpos, placeres puros, libertad de amar, sin represiones. Hay un mensaje mucho más contundente que simplemente un bellaqueo multierótico. Hay que batallar ahora más que nunca, porque somos más libres y hay que serlo con mayor seguridad y descaro. artísticamente hablando. Usamos el arte para luchar.


Antes de despedirse, Fofé invitó a la gente a gozarse el vídeo en su canal de YouTube, a bajar la canción en Apple Music, a buscarla en Spotify y a estar pendientes a sus redes sociales para futuras presentaciones.