Firman acuerdo para proteger bosque nativo

La Asociación de Residentes de Palmas del Mar y Para la Naturaleza firmaron una alianza cuyo eje central es el programa de membresía “Amigos”, en beneficio de la conservación y disfrute del Bosque Pterocarpus, ubicado en los predios del complejo turístico residencial.

La Asociación de Residentes de Palmas del Mar tiene como uno de sus objetivos la restauración y conservación a perpetuidad de su bosque , que fue establecido mediante una servidumbre de conservación con Para la Naturaleza.

Por su parte, el programa de membresía “Amigos” está dirigido a fomentar la educación y participación de los ciudadanos en la conservación de la naturaleza.

bosquedepterocarpus361800x533555943758-416ca8f05e30d6ff60f2e4725ef92dee.jpg

Ambas organizaciones harán promociones en las que se le ofrecerá la membresía “Amigos” a los residentes de Palmas, con la satisfacción de que cuando ingresen al programa en cualquiera de sus categorías sabrán que un 25% del costo de su membresía será destinado a la conservación y el desarrollo de programas educativos y recreativos en su bosque.

El acuerdo también estipula que Para la Naturaleza y la Asociación de Residentes de Palmas del Mar llevarán a cabo dos actividades al año en el Bosque Pterocarpus, con el objetivo de que confraternicen los vecinos que sean parte del programa “Amigos”, así como para estimular que más propietarios se sumen a esta iniciativa a favor de la conservación del área natural.

fernandolloverasgabrielespasas2039785521-4e1f24b2fff0af136663ec4b436ecb68.jpg

La campaña a favor de esta iniciativa se promocionará mediante las plataformas digitales de Para la Naturaleza y en las publicaciones impresas y digitales de la Asociación de Residentes de Palmas del Mar.

“Será una campaña muy fructífera y de la que esperamos un gran apoyo de nuestros residentes a favor de la conservación de nuestro bosque”, dijo Gabriel Espasas, presidente de la Junta del Bosque Pterocarpus.

En noviembre del pasado año, la Asociación de Residentes inauguró un nuevo paseo tablado, construyó un centro de visitantes y una torre de observación de aves en los predios de este bosque, que tiene más de 56 cuerdas. En el ecosistema conviven 452 especies de flora y 52 de fauna, de las que 13 son consideradas endémicas.