Federales pidieron las cuentas de banco de Julia Keleher

Llueve y no escampa.

En momentos en los que sigue aflorando información sobre la investigación federal sobre su gestión como requerimientos sobre sus cuentas bancarias, la exsecretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, renunció hoy al contrato de $250 mil que mantenía con la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF).

El pasado 18 de septiembre de 2018, un Gran Jurado Federal emitió un subpoena para que un representante de una institución bancaria del país compareciera y entregara información sobre las cuentas de Keleher. La orden pedía transacciones registradas desde el primero de enero de 2016 al 4 de octubre de 2018, fecha limite para la comparecencia ante el Gran Jurado.

El documento legal indica que se le debe entregar a las autoridades toda firma, copias de cheques (por al frente y por atrás), cuentas de débito y crédito, transferencias electrónicas, “teller logs”, entre otras transacciones de la cuenta de Keleher.

La orden, que salió a relucir en el programa radial de Jugando Pelota Dura y está en poder de Metro, tiene sello de recibido por el banco el día 20 de septiembre de 2018.

Keleher quedó fuera hoy de cualquier relación contractual con el gobierno de Puerto Rico tras renunciar a su contrato con AAFAF. La renuncia surgió ante más detalles de la pesquisa que incluyó requerir videos de seguridad del edificio donde residía en San Juan.