Federales emiten orden de arresto contra Keleher que luego fue dejada sin efecto

Autoridades federales diligenciaron esta tarde una orden, so pena de desacato, contra el Departamento de Educación, pidiendo documentos. En inicio la orden era de arresto contra Julia Keleher, pero fue dejada sin efecto.

Las autoridades federales emitieron hoy una orden de arresto contra la Secretaria de Educación. La misma fue dejada sin efecto luego de que el Departamento de Educación notificara que trabaja en producir  la información requerida como parte de un caso ante el Tribunal Federal del cual el Departamento no es parte, según confirmó la dependencia en declaraciones oficiales.

"Durante la tarde de hoy se emitió una orden de arresto contra la Secretaria de Educación. La misma fue dejada sin efecto luego de que el Departamento de Educación notificara que trabaja en producir  la información requerida como parte de un caso ante el Tribunal Federal del cual el Departamento no es parte. La información solicitada corresponde a los años 2011 al 2013. El Departamento de Educación ha estado en constante comunicación con los abogados y están atendiendo la petición. Los  hechos anteceden la incumbencia de la secretaria Julia Keleher", dijo.

Keleher aclaró la situación en las redes sociales, confirmando la orden de arresto inicial que fue dejada sin efecto.

Mientras, el portavoz de los alguaciles federales, Pedro Fortier, y uno de los abogados del Departamento de Educación en el caso que enfrentan ante la empresa Rocket Learning, Carlos J. Sagardía, confirmaron que el juez federal  Jay A. García Gregory emitió una orden para producir documentos, según lo pidió la defensa de la empresa.

Sagardía también se expresó en Twitter.

Inicialmente, una de las portavoces de fiscalía federal, Lymarie Llovet, le indicó a varios medios que había una orden de arresto contra la funcionaria.

También hoy, la firma Josephson Institute of Ethics que había sido contratada por la secretaria DE para la implementación del programa  Tus Valores Cuentan, reclamó la suma de $8.4 millones por servicios alegadamente prestados y facturados a la agencia durante el periodo de vigencia del acuerdo.

En una carta en manos de Metro, el presidente y fundador del Instituto, Michael Josephson, acusó a Keleher de mantener una "conducta ilegal al negarse a autorizar la liberación de fondos asignados" al programa que en su segunda versión fue titulado "¡Desarrollando Carácter!".