Exigen no más violencia contra nuestras niñas

La Comisión de la Mujer denuncias los actos de Antulio "Kobbo" Santarrosa

La Comisión de la Mujer, integrada por sindicalistas pertenecientes a la Unión General de Trabajadores y el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras, denunció y censuró enérgicamente lo que consideran como un acto deplorable realizado por el operador de la muñeca de trapo que se denomina La Comay, Antulio Kobbo Santarosa, donde se sexualiza el cuerpo de una niña con el deliberado objetivo de hacerle daño político a la única mujer candidata a la gobernación, Alexandra Lúgaro.

Karen De León, del SPT, expresó su indignación ante el hecho precisando que “en las últimas semanas hemos visto como el odio y la desfachatez de este individuo han alcanzado niveles inimaginables e intolerables.  El episodio más reciente, en el que proyecta la imagen de una niña, sexualizando su cuerpo, ponen en evidencia la perversión de carácter que posee esta persona y el nivel de bajeza que lo caracteriza.”

Por su parte, Mayra Rivera, de la UGT no vaciló al exigir la inmediata salida de dicha persona de los medios de comunicación y la responsabilidad que tiene la Televisora Mega TV, al mantener en su programación a un ser de tan baja condición moral.

“La Comisión de la Mujer UGT-SPT, condena esta actuación como un acto de la más burda violencia machista y exigimos que se tome acción inmediata y se retire del aire dicho programa. Las actuaciones de este individuo le faltan el respeto a la familia puertorriqueña y el odio sin límites que proyecta constituyen una seria provocación a las personas decentes del país”, puntualizó la líder Ugetista.

Ambas dirigentes de la Comisión denunciaron la agenda política que se proyecta desde el programa en contra de los mejores intereses de la clase trabajadora y en hostigamiento permanente a las mujeres que se destacan en el quehacer político y social del país.

“Estas continuas faltas de respeto a las familias y el odio sin límites que destila Santarosa en su programa tienen que detenerse. Como mujeres, madres, hermanas y sindicalistas no podemos permanecer silentes ante este acto tan violento. Hoy sumamos nuestras voces a todo un pueblo que reclama no más violencia contra la mujer. no más abusos contra nuestras niñas.”