Exigen a DRD y DRNA que muestren acuerdo tras otra "masacre" de árboles

Ciudadanos y el alcalde de la ciudad han exigido que se muestre el acuerdo que existe entre el DRD, el DRNA y las empresas que andan por ahí tumbando árboles con una excusa de hace tres años.

Residentes de las urbanizaciones Villa Real y San Demetrio en Vega Baja, y el alcalde de ese pueblo, Marcos Cruz Molina, alertaron ayer, martes, del corte masivo de árboles adultos y saludables sin avisarle a la comunidad.

“Nos referimos al crimen ambiental que significa acabar con estos árboles por contratistas autorizados por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) en las instalaciones recreativas en dichas urbanizaciones”, dijo Cruz Molina.

El Alcalde de Vega Baja reclamó que tanto el DRNA como el DRD deben publicar de inmediato las cláusulas del contrato, “porque obviamente aquí hay un problema serio. Estamos hablando de árboles que estaban en buenas condiciones. No había razón para cortarlos” al igual solicita que notifiquen los lugares a impactar ya que la ciudadanía requiere estar informada.

Por su parte, la ciudadana Luz Crespo, residente de la urbanización Villa Real, relató que la tala de árboles fue “una masacre” que ocurrió el pasado jueves 24 de septiembre. “Nosotros no teníamos conocimiento de esas labores en nuestro parque pasivo, especialmente necesario en tiempos de pandemia, cuando tanta falta hace el realizar actividades al aire libre”, denunció Crespo.

arboles

 

La mujer cuestionó la alegación de que hay arbolistas profesionales involucrados en dicha tala y que las especies a ser impactadas son árboles enfermos o lastimados por el impacto del Huracán María hace tres años. Otra residente de la urbanización Villa Real mencionó que “es una gran tristeza ver nuestro parque sin sus árboles frondosos que funcionaban como un pulmón. Este es un acto indignante, una masacre, un crimen a la naturaleza y contra los seres humanos que aquí vivimos”.

Tanto Cruz Molina como los vecinos señalaron además que la reforestación del área no representa una mitigación “que es el término que se usa en estos casos, pero ¿cuantos años habrá que esperar para que esta zona se recupere, cuántos árboles harán falta y quién asegura su protección?”, reclamaron.

Cruz Molina afirmó que las agencias del DRNA y DRD no han cruzado ninguna comunicación notificando las labores de tala de árboles.

“La semana pasada personal contratado por DRNA y DRD realizaron trabajos de recogido, limpieza de escombros y rehabilitación en en las instalaciones del Departamento de Recreación y Deportes, sin embargo no informaron en qué consisten los mismos”, dijo el alcalde.