Exigen cambios en forma de evaluar médicos en su reválida

Fuerte la situación de muchos

medical doctor

Emely Serrano tiene 36 años, es madre, se graduó de medicina en el 2013 y en los últimos tres años ha intentado pasar la reválida de medicina en tres ocasiones para obtener la licencia que le permitirá ejercer como médico generalista en Puerto Rico.

En medio de la crisis que ha generado la pandemia de COVID-19 en el mundo, esta doctora graduada —como muchos otros profesionales de la salud— se mantiene de brazos cruzados, sin poder aplicar su conocimiento por las trabas que le impone una burocracia administrativa que, a fin de cuentas, no determina sus capacidades como doctora.

La reválida ha sido un dolor de cabeza para Emely. También ha provocado un hueco en el bolsillo, que ya supera los mil seiscientos dólares, considerando que el costo del examen es de $550. Ella explica cuál ha sido la piedra en el zapato.

"A diferencia de los enfermeros, nosotros no tenemos un repaso, no tenemos un libro para estudiar. Nosotros usamos el libro para coger el examen de Estados Unidos, pero de ahí vienen algunas cosas y otras cosas no. O sea, no tenemos la información exacta de lo que viene en el examen. Tampoco se sabe la puntuación total del examen. Uno coge una prueba que se desconoce cuánto vale.  A mí me han dicho personalmente que nadie sabe cuánto vale cada pregunta. Una vez me dijeron que una pregunta puede costar hasta 20 puntos.  Te mantienen en la mentalidad de que o te ajustas al sistema o no funcionas aquí", es parte de su denuncia sobre la operación de la Junta de Licenciamiento Médico de Puerto Rico.

"No se pretende que envíen las preguntas, pero que nos digan los temas, para repasar y saber el material fijo que se debe estudiar. Uno estudió medicina, se gradúa y no puede ejercer. La mayoría de mis amistades están en Estados Unidos por eso mismo. Yo no he tomado la decisión por razones familiares. Pero nos obligan a buscar otras alternativas, como abandonar el país", añadió.

Lee el mensaje original a continuación:

Querida Junta de Licenciamiento Médico de Puerto Rico. En esta situación por la que atravesamos hoy con el covid-19, ustedes deben de recapacitar sobre la forma en que evalúan a los médicos en su reválida. Una reválida donde solo pasa un 10%, y eso es mucho. Donde su método de corrección no lo conocen ni ustedes mismo.

Donde se tiene que pagar por una revisión,  y solo te entregan 2 hojas de escantron, sin poder comparar pregunta y respuesta. Donde cuestionas al personal administrativo y te envían a hacer una carta que con suerte te van a contestar y si te contestan es para decirte que te tienes que comunicar con la otra parte administrativa. Una Junta que te obliga a pagar $15 dólares más (aparte de los $550 por examen) por un manual de "reglamento" en el cual todos los reglamentos están a "discreción" de la Junta.

Quiero decirles que hoy nos encontramos alrededor de más de 1,000 médicos graduados con las manos cruzadas, gracias a la metodología monopólica de ustedes. Sin poder hacer nada por que somos médicos sin licencia. Médicos que hemos sido pisoteados y humillados por un sistema que se lucra más manteniéndonos sin licencia, que con ella.

Hoy un país nos necesitas, incluyéndolo a ustedes. Donde nuestros amigos de estudios o compañeros de cuarto que decidieron tomar el examen de EU están dando la cara por nosotros y por el país. No queremos un examen fácil pero si, un método limpio y claro. Donde se nos respete y se nos valore. Hoy el país nos necesita y el gobierno nos tiene con las manos atados.