Ex asesor de Fortaleza renuncia a su beca presidencial de la UPR

Tras la publicación del demoledor informe sobre la otorgación de exclusivas Becas Presidenciales en la Universidad de Puerto Rico, el ex asesor de Fortaleza y becario presidencial, Arturo Ríos Escribano renunció a su Beca Presidencial para desvincularse de un proceso, que según alega, siguió como le indicaron.

"Todas las eventualidades que han circundado el proceso y todos los reclamos de transparencia de la comunidad universitaria, me obligan, a pesar de que no existe ninguna imputación sobre mi persona, a renunciar a la Beca Presidencial para desvincularme de un proceso ya carente de legitimidad ante la comunidad universitaria", expresó el abogado en declaraciones escritas.

Lo curioso de la renuncia de Ríos Escribano a su beca presidencial, es que según consta en el Informe, el dinero ya fue desembolsado para que completara sus estudios graduados.

Ríos Escribano aseveró que El Informe de la Comisión Investigativa sobre las Becas Presidenciales, señala alegadas irregularidades en los procesos administrativos para la otorgación de las Becas Presidenciales que involucran a varios funcionarios de la UPR, a quienes les corresponde refutarlos y defenderse, si así lo entienden.

arturoriosescribano-b09ada2b46d630c851a62702e2e9b8dd.jpg
"Yo solamente puedo hablar por mi, y por las gestiones que hice. El proceso que realicé para la solicitud de la Beca Presidencial, fue el que se me notificó. Si ese proceso estuvo plagado de errores, o hubo gestiones administrativas contrarias a las Reglamentaciones vigentes, no me constó, ni me consta, porque no controlaba dichos procesos y gestiones", dijo el ex líder estudiantil, quien añadió que el Informe contiene errores y omite información importante que fue sometida, por lo que próximamente estará cursando una carta a la Comisión y a la Junta de Gobierno sobre este particular.

Ríos Escribano pidió que se clarificara la información sobre las presiones, que constan en el informe, recibió la doctora Palmira Ríos, de Antonio García Padilla para que se le otorgara una plaza docente en el Recinto de Rio Piedras.   "Si esa información es cierta, ella tiene la obigación de revelar quién la llamó y cuándo ocurrió esa llamada. Si la información no es cierta, resulta indispensable que se clarifique. La suspicacia y desconfianza que tiene el país con sus instituciones y procesos gubernamentales, no deben tomarse livianamente. No solo debemos denunciar, sino actuar según lo ameriten las circunstancias", puntualizó.

El ex asesor de la Fortaleza, bajo la administración de Alejandro García Padilla, fue acreedor de una de las exclusivas becas presidenciales, que una comisión investigativa halló un sinnúmero de irregularidades. En el caso de Ríos Escribano, el Informe de Hallazgos sobre la otorgación de Becas Presidenciales concluyó que este recibió información privilegiada por sus contactos con la administración del Recinto de la UPR en Rio Piedras para beneficiarse del proceso de selección de las becas presidenciales.