Evitaron cierre de su escuela con cadenas y candados

La comunidad del barrio Bajuras de Vega Alta, donde 250 niños estudian actualmente en la escuela elemental “José D. Rosado”, evitaron hoy el cierre del plantel con cadenas y candados.

Según Yashira de Jesús, líder comunitaria de la Asociación de Residentes Por un Mejor Bajura, entidad sin fines de lucro, indicó que la comunidad lleva meses solicitando que el Departamento de Educación (DE) explique las razones del cierre del establecimiento, que atiende niños desde kinder a sexto grado.

download1-a2c8fdcd1c1decbc4a865ea2861d0b3c.jpg
Vecinos, padres y maestros de la escuela José Rosado de Bajuras llevaban semanas pidiendo una reunión en el Departamento de Educación. (Noticias PRTV)

“Esta es una escuela de excelencia, donde hace tres años se remodeló y añadieron salones y se construyó una cancha. Incluso se atienden alumnos con autismo y Síndrome Down. El pasado mes se agosto se comenzó el proyecto de robótica y de acreditación. De momento la quieren cerrar y nadie quiere atendernos. Ya fuimos a la Región de Arecibo del DE, documentamos la realidad de la escuela y lo que hay es un silencio absoluto por parte de la administración. Es un abuso que no vamos a permitir”, expresó.

En la comunidad se ha rumorado que los estudiantes de la “José D. Rosado” serían enviados a otra escuela en el barrio Almirante del vecino pueblo de Vega Baja.

“Esta mañana le pusimos cadenas y candados a todos los portones para evitar que vengan a mudar los pupitres y los equipos, porque nos llegó información que hoy venían unos camiones a llevarse hasta las computadoras de los salones. Este equipo es de la comunidad, esta escuela es de nuestros niños y son 250 menores de edad que tienen derecho a la educación. Es un abuso la manera en que el gobierno ha manejado este proceso del cierre”, añadió Nancy Rivera, líder comunitaria.

1308786410154227545008489120126808612545946n-caca0fc59b63658180e9c36ad2b5d611.jpg
La escuela era una de las que el Departamento de Educación usaba como ejemplo para defender las pruebas META. (Facebook/ DE)

“Si hay que ejercer la desobediencia civil para evitar que nos vacíen la escuela, lo vamos a hacer con gusto”, manifestó.

El alcalde de Vega Alta, Oscar Santiago, acompañó a los padres y maestros en la manifestación y recordó el caso de una escuela que se cerró en el barrio Maricao, que está totalmente abandonada.

“Es el mismo reclamo que hemos hecho desde el año pasado. Ese plantel Segunda Unidad Adelaida Vega está hecho un desastre porque se cerró, se trasladaron los estudiantes y no hubo plan para dar un uso adecuado a las facilidades. La experiencia está ahí y la exigencia de la comunidad es justa y razonable. Ellos han hecho todas las gestiones con la Región de Arecibo del DE, sin resultado alguno”, consignó.