Estudio revela que ya existió una pandemia de coronavirus hace 20 mil años

En las últimas dos décadas han ocurrido tres brotes de coronavirus.

Pandemia del coronavirus

El coronavirus parece ser un hecho único que está atravesando la humanidad, hasta ahora. Un reciente estudio indicó que una pandemia de este tipo ya sucedió.

Un estudio publicado por Current Biology señala que una epidemia debido al coronavirus ya sucedió hace 20 mil años en Asia Oriental. El hallazgo se dio gracias a los rastros en la composición genética de los habitantes de esta zona.

coronavirus20mil-1083a2c318e67c401aa0ab3600eec67f.jpg

Basados en la evolución del genoma humano el estudio apunta que en lo que hoy es China, Japón, Mongolia, Corea y Taiwán se dio este brote. El equipo, compuesto por expertos australianos y estadounidenses, evaluaron datos del proyecto 1000 Genomas.

Este último es el mayor catálogo público de variación genética humana, y gracias a él examinaron los cambios en los genes humanos que codifican las proteínas que interactúan con la covid-19.

Kiril Alexandrov, uno de los participantes y experto de la Universidad de Tecnología de Queensland, dijo que la situación se pareció mucho a lo que vivimos actualmente.  No obstante, la selección favoreció las variantes de los genes humanos relacionados con los cambios adaptativos lo que condujeron a una enfermedad menos grave.

coronavirus20mil-4b152c9d2253e01941d122d39f1e9261.jpg

El experto agregó que al desarrollar un mayor conocimiento de los antiguos enemigos virales, "ganamos en comprensión de cómo los genomas de las diferentes poblaciones humanas se adaptaron a los virus, que han sido reconocidos recientemente como un importante motor de la evolución humana".

Este tipo de hallazgos ayuda a identificar virus que ha provocado epidemias en el pasado y estar preparados en un futuro con vacunas, fármacos y diagnósticos.

coronavirus20mil-39399516b6bad00a75adfc0ab8ec40ce.jpg

En las últimas dos décadas han ocurrido tres brotes de coronavirus: SARS-Cov (2002), MERS (2012) y SARS CoV-2. El pero de todos es este último que ha provocado 3,8 millones de víctimas.