Estudio: ateos son más generosos que los religiosos

"Las personas menos religiosas tienen una tendencia más espontánea a ayudar al prójimo". Así lo presenta un estudio hecho por la universidad de Chicago, que además advierte que los niños criados en ambientes religiosos son menos proclives a ser generosos porque existe una correlación inversa entre el altruismo y la educación en valores identificados con la fe.

La investigación que llegó a esta conclusión, se basó en un experimento realizado con menores de entre 5 y 12 años en seis países culturalmente muy diversos (Canadá, EU, Jordania, Turquía, Sudáfrica y China), en el cual, los expertos encontraron que los menores que no reciben valores religiosos en su familia son notablemente más generosos cuando se trata de compartir sus tesoros con otros niños anónimos.

giphy32-af2a1beec73f718ae2f4ce789073210e.gif

"Es importante destacar que los niños más altruistas vienen de familias ateas o no religiosas", destaca el líder del estudio, Jean Decety, neurocientífico y psicólogo de la Universidad de Chicago. "Espero que la gente empiece a entender que la religión no es una garantía para la moralidad, y que la religión y la moralidad son dos cosas diferentes", enfatizó.

De hecho, el estudio valida la información que desde hace tiempo atrás, distintos autores han abordado sobre si la religión, creer o temer a Dios, provoca en los humanos una actitud más bondadosa, más solidaria, más empática hacia el sufrimiento de los demás y el resultado es negativo, porque los creyentes tienden más a dirigir su empatía hacia su propio grupo, que religiosos y no religiosos motivan su altruismo en valores diferentes y que usan criterios distintos para determinar qué acciones son inmorales.