'Estorbos Públicos' y el teatro sobre las identidades marginadas y opresoras

El dramaturgo Jorge González retorna con una poderosa pieza que trata sobre lo cotidiano de los "estorbos públicos" en la sociedad puertorriqueña. #LaCiudadEsTuya

(Foto: Gustavo Castrodad) - (Foto: Gustavo Castrodad)

Al dramaturgo Jorge González le sale la ciudad y sus espacios por to's lao's, desde que estaba en aquel grupo teatral llamado 'El Timbre'. En aquel entonces, merodeaba – como estudiante – por los pasillos de la Facultad de Humanidades de la IUPI en búsqueda de sacarle punta a lo que fuese.

Dos décadas y media después se lo recuerdas y de lo que queda de aquella cara de chamaco sale corriendo una sonrisa, mucho menos tácita que el lustro y un año que lleva sin presentar una obra de teatro. Es que el sosiego que lo arropa tras finalmente zumbar la pieza 'Estorbos Públicos: La Ciudad es Tuya' le ayuda a digerir muchas cosas. Claro, que para llegar a ese sosiego hubo que caminar un poquito alejado de las tablas.

O sea, este tipo fue el que escribió 'Maldeamores', la peli que en 2007 llegó a los teatros del mundo bajo la producción ejectutiva de un tipo ahí que se llama Benicio Del Toro. Hey, pero no se intimiden: González, con un doctorado de Teatro y Performance de las Américas de Arizona State University y una maestría en Dramaturgia de la Escuela de Arte de Columbia University a su haber, también hace de payaso los wikenes, como guitarrista de la mejor mega-banda de punk criollo que existe en cualquiera de los universos que se invente Cabiya: Los Mocosos.

El Jorge González Home Run Derby:

Maldeamores (2007)

La estación eléctrica (2003)

El mediocre (2015), publicada por la revista de Casa de las Américas de La Habana en Cuba,

Vieques (2000), Ganadora del certamen nacional “Nuestras Voces” de Repertorio Español en Nueva York)

Los Coyotes (2005), cuya reciente publicación fue ganadora de Premio Nacional de Dramaturgia y Teatro 2016 del Pen de Puerto Rico Internacional.

Entonces, está el tema del teatro y la escritura, trabajado desde la perspectiva de género, compromiso que González asume con la naturalidad y cotidianidad con que se supone que se asuma. Lo normal es lo que busca enarbolar con su arte y teatro, pues es que así se supone que sea la cuestión. Ese aquí y ahora de González se llama 'Estorbos Públicos', obra que se presenta en el Teatro Victoria Espinosa de Santurce, desde mañana, jueves, 27 de febrero, hasta el 1ro. de marzo. Kisha Tikina Burgos, Jessica Rodríguez, Mariana Monclova y Yussef Soto Villarini componen el escuadrón que representa esta nueva peripecia teatral de González producida por Mariana Reyes.

Según la sinopsis de la obra, la trama se desarrolla cuando "dos personas se encuentran en una azotea. El edificio está abandonado. Una llora las penas del jevo que no aparece, la otra truena contra la injusticia y apuesta al cambio social. No se conocían. Se encuentran allí por primera vez. Desde ese momento sus historias se mezclan y al contarlas se cuenta la historia de un País convulso donde sobran los estorbos públicos"… y por ahí pa' bajo. En la obra hay de to': cárcel, asesinatos, rescates de espacios públicos, en fin. Los boletos para 'Estorbos Públicos' están a la venta en PR Tickets.

Hablamos con Jorge González sobre 'Estorbos Públicos' y otros aspectos de su carrera….

El Calce: Esta obra se comenzó a concebir antes de los huracanes del 2017 que devastaron a Puerto Rico y de la intensa actividad sísmica que ha azotado el sur de la isla, pero fue en estos tres años, hasta ahora mismo, que se completa su confección… ¿Cómo crees que el hecho de crear mientras se vivía lo que creabas afectó la construcción de la pieza?

Jorge: La obra ha seguido teniendo pertinencia, por ejemplo, el problema de los espacios vacíos en Puerto Rico es de años, aunque ahora parece ser un asunto de urgencia la necesidad de repensarlos o apropiarlos, más cuando el país tiene tantas puertorriqueñas y puertorriqueños desplazados por desastres naturales y, mucho más grave, la crisis  política y económica.

El Calce: Lo urbano – por más clichoso que en estos momentos suene el término ante la epidemia musical imparable que azota el mundo – aparece hace tiempo en los temas de tus propuestas teatrales y de guión. Por ejemplo, se me ocurren escenas de Maldeamores donde se trata, y ni hablar de la pieza Los Coyotes. ¿Cómo crees que ha evolucionado tu análisis de este tema durante los años?

Jorge: Lo urbano lo entiendo como ese espacio de encuentro, donde se presenta toda la diversidad de comunidades, sujetos manejando los obstáculos de la ciudad, improvisando, y construyendo nuevas realidades sociales. Me parecen interesante las historias sobre el espacio urbano, porque es como un descubrimiento de formas impensables de supervivencia. Creo que como he evolucionado, es que ahora es urgente,  ahora es casi como una agenda política, de resistencia, procurar retratar los sectores marginados de esa ciudad, intentar hacerles justicia, acercarme a representar sus voces y sus reclamos.

(Foto: Gustavo Castrodad)

El Calce: Tienes dos hijas y una compañera. Trabajas como profesor en el programa de Mujer y Género de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. Como educador, teatrero, comunicador, hombre, padre y humano solidarizado con estas causas, ¿cuál entiendes tú que es el paso principal a dar a la hora de abordar el tema de mujer y género, y también de las masculinidades en un mundo en el que la información corre a las millas y estos prejuicios parecen a veces coger más fuerza?

Jorge: Las políticas de identidades son ahora el centro de mi escritura.  Creo que la formación académica doctoral tuvo mucho que ver.  Me parece importante reconocer cómo en las historias se reproducen la desigualdad de poder. Y entender el efecto que tienen estas historias en nuestras hijas o en nuestro país. Por eso, la construcción de nuevas historias ya no debe estar desligada de esa verdad. Al contrario. Para mí, la nueva escritura de historias, en especial cuando viene de Puerto Rico, debe ser una constante lucha por romper la hegemonia patriarcal; una investigación y resignificación de identidades marginadas y opresoras.

El Calce: ¿Qué influencia de tus otras labores humanistas y artísticas – la de profesor, la de padre, la de músico con Los Mocosos – crees que se reflejan sin querer queriendo en tus trabajos?

Jorge: Todas mis facetas creativas y de vida, de educador, académico, músico, mis experiencias como padre, esposo, mis frustraciones con el país, mis fracasos y mis privilegios, todo está presente en mi teatro. Para mí, hacer teatro es exponerse, decir lo que eres; es como esconder la vida de uno mismo en otros personajes.

estorbos publicos

El Calce: Imagínate que estás pasando flyers de la obra por Río Piedras, como hacías con El Timbre en el 96. Te topas conmigo en aquel bastión que se llamaba Bar El Estudiante. Dime porqué debo ir a ver esa obra.

Jorge: Jajaja. Aquí en el boricua, con Medalla en mano, y un cigarrillo en la otra, te cuento que Estorbos públicos es la historia de cuatro mujeres puertorriqueñas abusadas que sueñan con ser libres y cambiar el mundo. Las mujeres se conocen en la cárcel. Al salir, una ventana de esperanza se abre con la posibilidad de apropiarse de un espacio en la ciudad y convertirlo en un centro cultural comunitario.  Sus sueños son amenazados por el poder de desarrolladores y el estado. Las mujeres no tienen miedo y están dispuestas a ir hasta las últimas consecuencias. Es una obra que presenta posible alternativas comunitarias y de resistencia. Pero más importante nos presenta un país que, aún en su mayor crisis, logra organizarse y crear cambios.