Este es el próximo escándalo en la Universidad de Puerto Rico

Luego de que fuera removido de su cargo, tras la presentación del informe de hallazgos sobre la otorgación de las Becas Presidenciales en la Universidad de Puerto Rico, el ex rector del Recinto de Rio Piedras, Carlos Severino, ha solicitado la anulación del informe y ha remitido el documento al Tribunal Supremo de Puerto Rico para que investigue si los abogados que lo prepararon incurrieron en faltas éticas.

En un documento de 71 páginas, al cual ElCALCE.COM tuvo acceso de forma íntegra, Severino de manera comprensiva aseveró que el documento contiene graves falsedades y vicios fuertes de discrimen en su contra.

untitleddesign2-50490ccd29354d1dc2b6d721bc132836.jpg

"En mi testimonio ante la Comisión fui enfático en cuanto a mi apreciación de que el proceso de las Becas Presidenciales sufrió de una debilidad organizativa y de que la ausencia de directrices adecuadas trajo como consecuencia errores en el proceso", reza en un aparte del documento.

Severino fue mas allá y acusó a la Comisión de ignorar su testimonio, así como documentos que presentó, para tergivesar los hechos, estableciendo especulaciones y expresiones falsas respecto a sus acciones, lo que a su juicio, indujo a error a la Junta de Gobierno en sus decisiones.

Severino, se defendió sobre los procesos en las becas otorgadas a Arturo Ríos y Carlos Andres Pagán y negó que hubiera recomendado a la sobrina del ex presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Mónica Sánchez Sepúlveda, para que se le otorgara una beca presidencial.

“Cómo Rector, me limité a remitir al Presidente copia de una carta de solicitud que me enviara la candidata, sometiéndola a su consideración. La carta enviada no constituye una recomendación de la candidata y tampoco establece el área de estudio de Sánchez como una de interés prioritario para el Recinto", relató el académico.

Este negó que hubiese recibido cartas del decano de la Escuela de Arquitectura y afirmó que simplemente cumplía con una directriz administrativa que había establecido para tramitar este tipo de comunicaciones.

“Vale la pena mencionar, que en varias ocasiones se instruyó a los decanos del Recinto de Rio Piedras, que toda correspondencia dirigida a la Administración Central debía pasar por conducto de la Rectoría del Recinto de Rio Piedras, procedimiento necesario para una sana administración universitaria. Esta aclaraciones fueron ignoradas en la redacción del informe”, enfatizó Severino.

El académico fue enfático que no realizó ninguna gestión para ofrecer información privilegiada, ni menos ofreció trato preferencial a los tres becados en controversia.

“Las aseveraciones o insinuaciones de trato preferencial a estos tres candidatos por mi parte, como Rector, carecen de todo fundamento y las rechazo con vehemencia”, dijo el también ex decano.

Severino ha solicitado una reunión extraordinaria de la Junta de Gobierno y ha dicho que evalúa otras medidas y recursos legales en contra de los hallazgos contenidos en el Informe y de aquellos que participaron en su elaboración. Además, ha dicho que el mal manejo, por parte de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, le ha causado daños irreparables a su reputación, honor e imagen poniendo en entredicho su integridad personal y reconocida como funcionario público de muchos años. 

VER | Ver informe completo de refutación de Carlos Severino

Lee mas sobre nuestra cobertura de las #BecasPresidenciales

El tiempo nos dio la razón sobre escándalo de Becas Presidenciales

Amigo de Tony García Padilla tilda de mentirosos a investigadores de becas

Ex asesor de la Fortaleza recibió trato preferencial para Beca Presidencial

Extraña ruta de beca presidencial para sobrina de Jorge Sánchez

Decano de Arquitectura niega favoritismo en beca presidencial