Estados Unidos manda a la "lista negra" a dos expresidentes de Centroamérica

Con la finalidad de combatir la corrupción e impulsar programas de desarrollo en estos países de Centroamérica, EU niega el acceso a estos personajes

La administración de Joe Biden continúa con su firme intención de controlar la migración hacia Estados Unidos, que proviene, principalmente, de Centroamérica.

Por eso, como una de sus acciones, ha señalado por corrupción a 55 funcionarios y exfuncionarios del llamado "Triángulo del Norte de Centroamérica", compuesto por El Salvador, Honduras y Guatemala.

A la "lista negra" de corrupción

Entre los personajes que aparecen en la lista negra del Departamento de Estados Unidos destacan Porfirio "Pepe" Lobo, exmandatario catracho, y su esposa, la ex Primera Dama Rosa Elena Bonilla.

El registro de los nombres de los más de medio centenar de individuos señalados por el gobierno estadounidense fue difundido en cumplimiento de la "Ley Compromiso Mejorada entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte".

Esta norma fue aprobada en diciembre del año pasado, y ahora es promovida por el excongresista demócrata Eliot Engel.

La ley estable la creación de la llamada "lista Engel" de actores, que son considerados corruptos y antidemocráticos a quienes se les negará el acceso al país de las barras y las estrellas, además de que no podrán obtener visas para viajar a esa nación.

De los 55 funcionarios que son señalados por corrupción, 14 son de El Salvador, 20 de Guatemala y 21 de Honduras.

En Honduras

En el caso del país catracho, Estados Unidos acusa al exmandatario "Pep" Lobo de haber aceptado sobornos de un cartel del narcotráfico y asegura que su pareja malversó los fondos.

Pero eso no es todo. Las autoridades del país norteamericanos señalan por corrupción a los diputados Juan Carlos Valenzuela Molina, Welsy Milena Vásquez López, Milton Jesús Puerto Oseguera, Gustavo Albert Pérez, Óscar Nájera y Gladys Aurora López, entre otros.

Un tema importante es que en el reporte no se encuentra el actual mandatario Juan Orlando Hernández, al que la Fiscalía de Nueva York lo vincula con actividades ligadas al narco.

En El Salvador

En el caso de El Salvador, el informe acusa principalmente a Carolina Recinos, jefa del Gabinete del presidente Nayib Bukele.

Las autoridades estadounidenses sostienen que incurrió en una "corrupción significativa mediante la malversación de fondos públicos para beneficio personal, además de participar en lavado de dinero".

La lista del Departamento de Estado menciona a Rogelio Rivas, separado del cargo de ministro de Seguridad hace tres meses.

También se encuentran: José Luis Mernio, exviceministro de Relaciones exteriores y uno de los principales líderes del Izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y Sigifredo Reyes, expresidente de la Asamblea Legislativa por ese partido.

En Guatemala

Por el lado de Guatemala, el reporte estadounidense señala al congresista Boris Roberto España Cáceres y al ex primer secretario del Congreso de Guatemala, Felipe Alejos Lorenzana, que ya fue sancionado por el país norteamericano y al que ahora se le señala de "participar en actos de corrupción para enriquecerse".

Además, se encuentra el expresidente Álvaro Colom (2008-2012), señalado de corrupción por anomalías en una contratación de transporte público.

Mediante un comunicado, el secretario de Estado, Antony Blinken, sostuvo que la finalidad de la lista publicada es "apoyar al pueblo e Guatemala, Honduras y El Salvador en sus esfuerzos para formar una región democrática, próspera y segura".

El mandatario Biden tiene como uno de sus principales objetivos combatir a la corrupción e impulsar programas de desarrollo en estos países de Centroamérica, como parte de su táctica para frenar la inmigración irregular.